jueves, 31 de octubre de 2013

READY PLAYER ONE. Ernest Cline



-Revival ochentero desde la distopía futurista.-       

Portada del libro Ready Player One, de Ernest Cline
Edición en español (2011)
Género. Ciencia ficción.

Lo que nos cuenta. En el libro Ready Player One (publicación original: Ready Player One, 2011) y en 2039, James Halliday, creador y copropietario de Oasis, el videojuego multijugador en línea más exitoso de la historia y que pasó la barrera del entretenimiento para convertirse en una herramienta sociocultural que dejó obsoletas muchas otras, murió sin herederos pero dejando un concurso basado en él y su obra cuyo ganador se quedará con su fortuna. Wade Owen, un joven que malvive sobreviviendo en la ruinosa y deprimida Norteamérica de la época, es tan fanático de los videojuegos y de la década de 1980 en general como lo fue Halliday, por lo que encontrar las pistas que éste dejó atrás es una forma de distraer su atención de su deprimente entorno.

Mi opinión. Novela sencilla y sin sorpresas, mitad aventura pura y dura para disfrutar y mitad distopía que mejor es no raspar mucho en ella, escrita desde una adoración tan tiernamente ciega que el sobrepeso evidente le debió pasar desapercibido al autor pero no lo hará al lector no cegado, irregular desde la fluidez en general, más disfrutable por aquellos que compartan el gusto por los elementos base de la trama (sencillísima pero arropada por muchos focos y fuegos de artificio), que para los que conozcan bien los años ochenta será más fácil de gozar quizás desde la añoranza, de personajes sencillos y muy conocidos en estas lides por sus papeles respectivos, que marina mejor con el disfrute que con el análisis, de muchos blancos y negros sin espacio para los matices de gris, que maneja con torpeza la parte más emotiva y bastante entretenida por otra parte.

Destacado. A pesar de todas sus carencias, que son bastantes, ofrece un producto resultón.

Potenciales evocados. Vuelta de tuerca a los juegos virtuales de Rim o de Reamde para homenajear mediante una novela de aventuras los años ochenta desde la perspectiva de los 8 Bits, de la música, de Gigax y de las risas enlatadas, sobre todo pero no de manera exclusiva, cruzado todo con planteamientos que entroncan de manera muy íntima con algunos de Harry y la fábrica de chocolate e incluso City Slickers II.

4 comentarios:

  1. Lo más friky de lo friky. Divertidísima. Lo único malo es que no la escribió un europeo, o habría salido el spectrum 48k que molaba mucho más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen punto. Ah, cuántas tardes de diversión dió el señor Sinclair...

      Gracias por su aportación, Alyrodri.

      Eliminar
  2. Ha sido una buena lectura, entretenida, suave, y que me ha traido algunos recuerdos de mi infancia. Me ha recordado al Second Life, pero mucho más evolucionado.
    Como trasfondo se muestra un mundo distrópico, donde las diferencias sociales se han incrementado notablemente y en el que el cambio climático es una realidad. Pero este trasfondo apenas juega un papel relevante, ya que solo sirve para sostener las situaciones de la vida real de los personajes.
    La novela, aunque de trama bastantes sencilla, te engancha con sus enigmas y la búsqueda del Huevo de Halliday (búsqueda del tesoro). Apenas hay evolución en los personajes (arco de transformación), pero consigue lo que pretende: enganchar con cualquiera de los múltiples elementos de los ochenta con los que seguramente más de un lector se sentirá identificado.
    Recomendable para quien le gusten los videojuegos y los juegos de rol, así como a mitómanos de los '80.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos bastante en sintonia con nuestras opiniones. Gracias por su aportación.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin