lunes, 7 de octubre de 2013

DESEO. Elfriede Jelinek


Portada del libro Deseo, de Elfriede Jelinek
Edición en español (2004)
-Incómoda en muchos sentidos.-       

Género. Novela.

Lo que nos cuenta. En el libro Deseo (publicación original: Lust, 1989) conocemos a Gerti, esposa presa de su marido, un director de fábrica que vive en el mismo plano lo personal, lo laboral, lo sexual, lo familiar y lo emocional, mientras trata de educar a un niño cada vez más distante. La relación entre la pareja está completamente teñida por la dominación sexual ejercida sobre Gerti, que conoce a Michael, un joven con el que comienza una aventura.

Mi opinión. Trabajo entre lo prolijo y lo denso en cuanto a lo formal, pero algo necesario para crear la atmosfera cargada, pesada y agobiante que flota sobre toda la lectura, construido mediante la técnica de una prosa desasosegante y muchas veces poética, complejo y exigente para el lector sin entrar en el terreno de la vanguardia inclasificable, pero de nuevo por necesidades del ambiente tenso y espeso que la autora quiere que el lector respire, plagada de sexo explícito pero tan pertinente para la trama como bien tratado en los estilismos para contarnos mucho más de los protagonistas y del mundo enfermo en el que están (¿atrapados?) viviendo, nada sencillo, bello e intrincado, duro en muchos momentos, abierto a interpretaciones sobre los temas de fondo y que no está hecho para el disfrute de todo tipo de lectores (ni, en este caso concreto, de todo tipo de personas).

Destacado. Se enfrenta tanto a la sensibilidad literaria del lector como a su sensibilidad personal (y casi hasta la orgánica, a veces).

Potenciales evocados. Muy a las bravas, y por intentar situar al potencial lector que no tenga referencias, un cruce realmente maligno entre versiones alteradas y casi hasta mutadas de La insoportable levedad del ser y El imperio de los sentidos pero con intenciones mucho más incómodas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin