miércoles, 23 de octubre de 2013

COLLATERAL DAMAGE. K. S. Augustin



-Corporaciones del futuro, algo de sexo y algo de romance.-       

Portada del libro Collateral Damage, de K. S. AugustinGénero. Novela corta.

Lo que nos cuenta. En el libro Collateral Damage (publicación original: 2013) conocemos a Meyal Li, que practica sexo telemático con Waryd pero, por su obsesión con los detalles técnicos, estropea la sesión. Pero más importante que eso es el hecho de que Meyal Li es una exo-geóloga, que trabaja para la XeGeTEch en el análisis y prospección minera del lejano planeta Falcin V, y que Waryd tiene la misma profesión pero trabaja para la compañía rival, ExoSystems, y habita en una estación al otro lado del planeta que orbita de forma opuesta. Por razones profesionales, ellos no deberían conocer la existencia del otro en la zona, tampoco deberían hablar, y menos comenzar una relación que, basada en el sexo, los va llevando a cierta intimidad. Cuando Meyal Li recibe la noticia de la adquisión de ExoSystems por parte de XeGeTech, descubre que no hay constancia de que ningún planeta tenga prospección simultánea de ambas compañía; cuando le cuentan un plan para eliminar escombros al otro lado del planeta mediante una explosión nuclear, Meyal sabe que debe hacer algo. 

Mi opinión. Trabajo romántico con un fuerte trasfondo de ciencia ficción, hasta se podría ver como un trabajo de ciencia ficción con fuerte trasfondo romántico pero no creo que sea así con exactitud, de hechuras cercanas al Hard de alto voltaje sexual en momentos concretos pero sin llegar a ser lo primero en absoluto y tampoco limitarse a lo segundo, personajes sencillos pero suficientes, alguna sorpresita en la trama, ambiente casi conseguido para lo corto de la propuesta y un entretenimiento exótico para los amantes de la novela romántica explícita, aunque no lo mismo para los amantes de la ciencia ficción.

Destacado. Que para ser una novela presuntamente romántica tiene un trabajo decente y  sólido, sin muchos alardes eso sí, de SciFi detrás.

Potenciales evocados. Momentos Mining games, pero más operativos que corporativos, desde una perspectiva romántica y sexual. No puedo decirles mucho más porque mi experiencia con la novela romántica es más bien escasa, queridos lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin