martes, 15 de enero de 2013

TIEMPOS DE ARROZ Y SAL. Kim Stanley Robinson (2002)

-La reencarnación existe, la historia la hacen los vencedores y en todas partes cuecen habas (y las queman, incluso).-
 photo 01Tiemposdearrozysal_zps46b3fdf3.jpg 

Lo que nos cuenta. La peste negra arrasa Europa. China y el Islam comienzan a competir por la supremacía. Mediante las vivencias de los personaje reencarnados vemos la evolución de ambas culturas y sus choques a lo largo de siete siglos, sin presencia de humanismo cristiano ni cristianismo.

Mi opinión. Original y entretenida ucronía, más orientada a personajes que a la propia especulación histórica. Escrita con suavidad y cariño, aunque farragosa en algunos momentos, además podría servir como una inesperada introducción a las culturas orientales y al Islam, sin que el lector deba creer a pies juntillas en su enciclopedismo. La vertebración de la trama sobre las reencarnaciones de los protagonistas limita la óptica con la que nos muestran esta historia alternativa del mundo (que a grandes rasgos recuerda a la real más de lo que cabría esperar). Texto cálido.

Destacado. A través de la (inevitable) comparación con nuestra historia, al lector se le anima a reflexionar.

Potenciales evocados. Roma Eterna más poética; por momentos, la atmósfera de Sorgo rojo; Las Mil y una Noches sin el barniz de glamur; algunas de las premisas de Chung Kuo: El Reino Medio; sabores del El Puente de Alcántara; la ¿épica? de 1421: El Año en que China descubrió el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin