martes, 15 de enero de 2013

UBIK. Philip K. Dick

 
-Usted necesita reseñas de libros diferentes a todas las que haya leído antes. Con las reseñas Ubik se acabaron los errores y las equivocaciones al elegir su próxima lectura. Los lectores más exigentes usan reseñas Ubik. Pruebe reseñas Ubik, y disfrute. En aerosol, grajea, comprimido, granulado y crema. Inocuo si se usa según las instrucciones.-
Portada del libro Ubik, de Philip K. Dick
Edición en español (2002)
 
Género. Ciencia ficción.
 
Lo que nos cuenta. En el libro Ubik (publicación original: Ubik, 1969), una empresa que ofrece servicios psíquicos es contratada para el manejo de un caso de espionaje industrial en la Luna. El grupo que allí se desplaza sufre un ataque, con ¿consecuencias? ¿fatales? ¿para algunos? ¿para todos?

Mi opinión.  Lo primero es dejar claro que si ustedes conocen a alguien que dice ser un gran aficionado a los libros de ciencia ficción y resulta que no se ha leído este libro, desconfíen en el acto. Y si conocen a alguien que dice haber leído los grandes clásicos de referencia de los diferentes géneros literarios, y también resulta que no se ha leído este libro, desconfíen igual o más. 

Con un estilo poco habitual (la sorpresa, incluso el pasmo, espera al lector no familiarizado con Philip K. Dick, un tratado de psiquiatría andante, politoxicómano y brillante), el autor nos habla de la irrealidad, de la alienación, del desconcierto y la duda, desde un punto de vista muy personal y que impregna toda su producción, bastante amplia por cierto, que desde diferentes tramas siempre nos acerca a sus angustias personales sobre qué es real y qué no lo es, qué es recuerdo y qué es imaginación, qué es cierto y qué es ilusión. 

Un último apunte de índole práctica: cuidado con las ediciones en español, que no son todas iguales.

Destacado. No me he encontrado muchos libros como éste. Tiene múltiples interpretaciones.

Potenciales evocados. La estupefacción de Identity; el mito de la caverna; el desasosiego de La escalera de Jacob; unas gotitas de Miedo y asco en Las Vegas; momentos Murakami, incluso momentos Kundera; el desconcierto de Abre los ojos; ciertas propuestas de Matadero 5 y Matrix; el ritmo (en más de un sentido) de Diez negritos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin