jueves, 31 de enero de 2013

CRÓNICA DEL PÁJARO QUE DA CUERDA AL MUNDO. Haruki Murakami


-Por mucho que algo pueda ser irreal, se convierte en muy real si nos afecta-.


Portada del libro El pájaro que da cuerda al mundo, de Haruki Murakami
Edición en español (2001)
Género. Novela.


Lo que nos cuenta. En el libro Crónica del pájaro que da cuerda al mundo (publicación original: Nejimakidori kuronikuru, 1994) conocemos a Tooru Okada, que deja su trabajo de recadero en un bufete para encargarse en exclusiva de las tareas domésticas en casa. Su gato se escapa, recibe llamadas bastante raras, reflexiona en el fondo de un pozo y su mujer desaparece. Y sólo acabamos de empezar, pero es que las sinopsis son, en ocasiones, trampas.


Mi opinión. Libro que más que leerse, se piensa, donde realidad y fantasía se entremezclan en una densa (por momentos) trama construida desde el collage de personajes retratados con intensidad (pero con la sensación de que nos enseñan de ellos sólo lo que nos quieren enseñar, aunque también hay que señalar que todos los personajes aportan algo, y eso sí que es raro) y situaciones muy diferentes (pero con la sensación de que importa más la diferencia por la diferencia que por la absoluta pertinencia, aunque también hay que señalar que consigue transmitirnos las variadas sensaciones de cada momento).


Obra muy abierta a interpretaciones, pareciera (al menos a mí) que lo que empieza en la ensoñación y el surrealismo para huir (¿de forma involuntaria?) de la cotidianidad y el tedio del protagonista, se va convirtiendo en un viaje hacia dentro con la intención de enfrentarse a sí mismo y conocerse. Desde allí será desde donde Tooru comenzará a tratar de entender de verdad a los otros (mientras sigue evolucionando su visión de sí mismo).


Surrealismo (que no absurdo) hipnagógico, muy bien escrito y con estilo (¿propio?) de cierta tensión continua que podría acalambrar en ocasiones, concebido por un autor muy lector (se ve rápido), por lo que camina al borde del abismo de la inverosimilitud con mucho aplomo. Sin las extremas complejidades narrativas de otros, da el toque justo para que el lector se sienta hábil (me incluyo, tranquilos) y que la novela pueda entrar en el reino del Best Seller desde una propuesta (¿de forma calculada?) arriesgada, sin que eso le quite mérito (incluso puede darle más). A pesar de todo, no apto para todos los paladares, desengáñense.


Destacado. Si al final no le gusta, podrá usarlo como filón para Twitter o podrá quedar bien regalándolo (bueno, no siempre).


Potenciales evocados. Resulta difícil, pero hay que intentarlo… coctel suave de Platón, Mulholland Drive, Mally, García Márquez, Nolan, Plantinga y Auster, pero es fácil que se me haya pasado algún ingrediente.

6 comentarios:

  1. Me has convencido, le daré otra oportunidad a Murakami.

    ResponderEliminar
  2. Todos esperamos saber qué te ha parecido.

    ResponderEliminar
  3. Claustrofóbico a veces, si me lo permite.

    ResponderEliminar
  4. Permitido, faltaría más, porque el blog es tan suyo como mío y porque las sensaciones son totalmente personales. Yo no sentí eso, porque siempre veía luz y las paredes no se aproximaron tanto, pero tal vez otros lectores lo puedan sentir. Gracias por su aportación.

    ResponderEliminar
  5. Querido Olethros: Este es mi libro favorito de Murakami. Me parece una auténtica maravilla, un derroche de imaginación. Estoy de acuerdo con usted en uno de los potenciales evocados: Paul Auster. Empecé a leer a estos dos autores hace unos doce años, y en cierto modo, uno me recordaba al otro, y eso que son de culturas muy opuestas, aunque es cierto que el japonés está muy influenciado por Occidente. Cuando leía El país de las últimas cosas y Mr. Vértigo de Auster, me recordaban a Murakami y cuando leía Al sur de la frontera, al oeste del sol o Sputnik, mi amor, de Murakami, me recordaban a Paul Auster. Era una extraña sensación el pensar que quizá se influenciaban uno a otro, lo que enriquecía enormemente su escritura.En cualquier caso, son dos de los escritores que más me han hecho disfrutar con la literatura (o tal vez, volverme a enamorar de ella), en los últimos años. Un cordial saludo. Benjamín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Benjamín. De los que he leído de Murakami hasta ahora (tres, si no recuerdo mal) es el que más me ha gustado, como a usted. Y Auster es mucho Auster.

      Gracias por su aportación.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin