jueves, 29 de agosto de 2013

SORGO ROJO. Mo Yan (1991)


-Retrato de una época entre lo cruento y lo sensible, desde la ficción.-

 photo DSC08473_zps229aca4c.jpgGénero. Novela.

Lo que nos cuenta. En la China de los años setenta, el narrador regresa a Gaomi Noroeste buscando material para una crónica familiar y rememora casi como un espectador cuando Douguan, su padre, se une con apenas 14 años a la resistencia armada china contra el invasor japonés a finales de los años treinta. El líder del grupo al que se incorpora es Yu Zhan´ao, su padre adoptivo, que entiende perfectamente que en esta guerra ni se da ni se espera cuartel. También nos cuenta las vicisitudes de su tío Arhat, que tuvo una relación extraña con su abuela, bajo la presión de las tropas japonesas y las milicias colaboracionistas chinas.

Mi opinión. Curiosísimo trabajo que navega entre un supuesto “realismo socialista chino” y crítica de los sistemas implantados en los diferentes tiempos de su trama, todo simultáneamente, construido como una saga familiar a lo largo de varias décadas aunque centrado en los dos primeros años de la Segunda Guerra Mundial, que salta entre épocas y protagonistas de forma no lineal, de muy buen ritmo pero no necesariamente rápido y narrado con aires extraños (quizás sea cosa mía únicamente, porque me suele pasar con relativa frecuencia cuando leo trabajos de autores chinos, o tal vez sea la traducción al español o al inglés, no lo sé), que alterna lo tierno, lo aterrador, lo ingenuo, lo salvaje y lo íntimo de una forma muy fluida y sin transiciones, con momentos fantásticos que encajan bien en las situaciones en los que se manifiestan, y, en general, exóticamente entretenida.

Destacado. El sorgo, protagonista, testigo, sustrato y cincel, todo a la vez.

Potenciales evocados. Vivencias personales en una época muy importante dentro de todas las biografías de Mao; la parte más humana, con momentos de ficción, de las luchas entre diferentes facciones y bandos en China durante la Segunda Guerra Mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin