martes, 13 de agosto de 2013

BOSQUE MITAGO. Robert Holdstock


-De la lucha eterna entre conceptos y desarrollos.-

Portada del libro Bosque Mitago, de Robert Holdstock
Edición en español (2005)
Género. Narrativa fantástica.

Lo que nos cuenta. En el libro Bosque Mitago (publicación original: Mythago Wood, 1984), Steven Huxley vuelve a finales de 1947 a su hogar en Herefordshire, en las lindes del enorme y tupido bosque de Ryhope, tras su convalecencia en Francia por una herida de guerra y un año después de la muerte de su padre. Al llegar encuentra que su hermano Christian está mucho más huraño y esquivo que lo que cabía esperar tras su última carta, en la que parecía eufórico por su matrimonio y por el amor que sentía por Guiwenneth, su joven y reciente esposa. Primer libro de la serie Bosque Mitago.

Mi opinión. Curiosa novela que retrata diferentes tipos de obsesión con muchísimo acierto pero que sospecho que no era eso lo que intentaba, plagado de ideas interesantes que se exponen de manera discutible, tanto como su desarrollo, de personajes cuyas motivaciones están más que claras pero cuya psicología se maneja sin demasiado cuidado, con tendencia a las variaciones sobre un mismo tema, con algún momento de la trama algo forzado incluso en propuestas de este tipo, pero también hay que decir que tiene otros momentos muy logrados a pesar de su sencillez formal, que muchas de sus atmósferas se llegan casi a palpar por más que la descripción no sea su fuerte, que maneja con acierto los ritmos y misterios del planteamiento y que me consta que genera opiniones encontradas con independencia de gustos en género o de bagajes literarios.

Destacado. La obsesión, incluyendo la de alargar situaciones que no siempre lo necesitan.

Potenciales evocados. Mezcla de propuestas Burroughs (Rice, no se confundan) con un Lovecraft más terrenal y orientado a los ambientes gótico-forestales, todo especiado con un Jung céltico-fantástico.

2 comentarios:

  1. Esta novela la compre hace muchísimo, tras leer en la revista LIDER que le habían dado un premio. La he leído un par de veces y siempre con deleite.

    ResponderEliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin