viernes, 23 de agosto de 2013

EL IMPERIO DE HITLER. Mark Mazower (2008)



-De las funciones de las estructuras creadas y de las planificadas.-

 photo DSC083962_zps8c8441b9.jpgGénero. Historia.

Lo que nos cuenta. Revisión y análisis de la formación del Reich de Adolf Hitler, desde los sustratos y caldos de cultivo que permitieron la llegada al poder del canciller, sus planes de crecimiento y expansión, su puesta en marcha y desarrollo, algunos detalles de los protagonistas y responsables del proceso, sus desavenencias e improvisaciones y, además, explicación de muchos planes y proyectos que por suerte para todos no llegaron a ponerse en marcha.

Mi opinión. Estudio de los planes políticos y socioeconómicos (y su ejecución, no siempre ciñéndose a los mismos, porque la teoría y los deseos no siempre eran “razonablemente” aplicables por razones estrictamente prácticas) elaborados desde diferentes niveles de la estructura nazi, para ampliar su lebensraum y consolidar sus ideas de gobierno y dominio, con un breve repaso a la toma del poder por los nazis y otro breve repaso a muchas ideas y proyectos que jamás pudieron ponerse en práctica, que deja de lado la parte más militar del asunto hasta donde puede para centrarse en las herramientas de valoración, planificación (cuando las había) y ejecución pero sin olvidar a las personas encargadas de esos trabajos que habitualmente tenían intereses propios y encontrados, que a medida que avanza el libro también enseña las repercusiones de dichas prácticas sobre estados, países, razas y nacionalidades, bien escrito, de buen ritmo y muy claro en su exposición, más recomendable para aquellos que conozcan bien los desarrollos más generales de la Segunda Guerra Mundial y que quieran conocer más otros aspectos menos analizados como un todo común.

Destacado. El constante asedio a la idea de un régimen planificado y monolítico sin grietas ni disensión.

Potenciales evocados. Momentos que recuerdan a la famosa obra de Sheridan Allen pero global y más desarrollada; alguna idea en común con Irving pero menos rancio y sin rehuir responsabilidades; alguna otra idea coincidente con Kershaw pero más académicamente formal; instantes Aly pero menos contables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin