martes, 14 de enero de 2014

LA MÚSICA DE LOS VAMPIROS. Poppy Z. Brite (1992)



-En otros tiempos ya hubo hypes para minorías activas.-
 



Lo que nos cuenta. Jessy es una joven que acude diariamente a un bar de Nueva Orleans esperando encontrarse con vampiros. El propio dueño es uno de ellos, pero serán tres recién llegados de su misma especie los que muestren a Jessy algunas de sus costumbres y la dejen embarazada. Quince años después, ese niño crece ajeno a lo sucedido pero con extraños pensamientos y sensaciones, mientras que el padre de Jessy busca a su hija desparecida. Libro también conocido como El alma del vampiro.


Mi opinión. Novela bastante trabajada en lo narrativo, que nos presenta una versión del vampiro distinta a la habitual pero con los suficientes puntos en común para resultar sencilla de admitir, plagada de sexo, alcohol, homo erotismo, distintos tipos de violencia, drogas, fluidos varios y comportamientos dañinos de diferentes clases, bastante ajustada a los gustos de parte de aquella Generación X, con situaciones en su trama próximas a la tragedia griega pasada por el tamiz contemporáneo, casi postmoderna en su tiempo, muy efectista, decadente pero bajo control férreo basándose en ambientes y situaciones mientras deja de lado una verdadera historia que contar, que ofrece personajes perfectamente ajustados a la propuesta pero con los que es difícil hacer empatía en muchas ocasiones y que aunque en el fondo podría ser muy del gusto de las generaciones actuales a tenor de lo que consumen con deleite temo que sus formas podrían no ser de su agrado (o sí…).


Destacado. Los productos literarios dirigidos de la actualidad no son nada nuevo, aunque tal vez cambie el objetivo. Este libro es un ejemplo.


Potenciales evocados. Tragedia griega clásica con rímel, cardados y cuero negro; muchos puntos en común con Las leyes de la atracción pero con vampiros; un cruce extraño entre Anne Rice, Barker, Jelinek y Poe si decidiesen hacer un YA algo crecidito entre los cuatro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin