lunes, 13 de enero de 2014

LA CONQUISTA DE ALEJANDRO MAGNO. Steven Pressfield (2004)



 photo 205LaConquistaDeAlejandroMagno_zps08c34f0b.jpg-Oda a la dynamis y el aedor.- 




Lo que nos cuenta. En tierras de la India, no muy lejos del río Hidaspes, con una intención a medio camino entre la catarsis contenida y cierto deseo de confesión, el macedonio Alejandro Magno cuenta a su pariente político, paje de tienda y soldado en formación Itanes sus recuerdos sobre el camino que le ha llevado al frente de su ejército hasta un lugar al oriente que nadie de sus regiones de origen había alcanzado nunca, reflexionando sobre las circunstancias que han marcado ese periplo desde la Antigua Grecia y sobre los eventos más destacados por los que ha pasado.


Mi opinión. Trabajo que hace mucha ficción con los detalles (que no con el conjunto) y se toma muchas libertades con los mismos haciéndole un flaco favor a la exactitud pero dándole un enorme brío y volumen a la trama (pero es novela, al fin y al cabo), bastante bélica sin ser esa la razón principal de la novela pero sí la parte del león (nunca mejor dicho) de la misma, que repasa la vida de Alejandro desde una perspectiva muy marcial y con vocación operativa (aun con momentos tácticos), con situaciones próximas al ensayo bélico sobre las supuestas visiones al respecto en aquellos tiempos, de ritmo fornido y muy entretenida.


Destacado. El uso limitado (en cantidad y frecuencia) del diálogo tradicional.


Potenciales evocados. Nada que ver con Haefs ni con Renault; desde el propio autor, un cruce entre La campaña afgana y Puertas de fuego en cuanto al brío, pero con otras herramientas narrativas; menos valorativa y más aguerrida que la obra de Manfredi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin