martes, 21 de enero de 2014

EL JINETE EN LA ONDA DEL SHOCK. John Brunner



Portada del libro El jinete en la onda del shock, de John Brunner
Edición en español (1984)
-Muy visionaria en su momento.-
 

Género. Ciencia ficción.


Lo que nos cuenta. En el libro El jinete en la onda del shock (publicación original: The Shockwave Rider, 1975) y en el siglo XXI, un hombre que en este momento se llama Arthur Edward Lazarus y es ministro propietario de la Iglesia del Infinito Discernimiento, pero que ha sido antes muchas otras versiones de sí mismo con ocupaciones muy diferentes, está internado de nuevo en Tarnover, institución perteneciente a un programa gubernamental estadounidense de localización y adoctrinamiento de individuos especialmente dotados que resultan de interés para los dirigentes de los USA, un país con más de trescientos millones de habitantes que están conectados a una red integrada de datos y cuyos líderes no dudan en usar cualquier método para favorecer sus planes, normalmente de carácter ilegal en muchos sentidos.


Mi opinión. Novela de alto ritmo, distópica y sucia, plagada de referencias cruzadas sobre su rico trasfondo lleno de situaciones interesantes en el género que abarcan la sociología, la geopolítica, el marketing y hasta la psiquiatría, en la que abundan las frases poderosas en boca de sus personajes, que manejó conceptos y formas que más tarde fueron naturales en el cyberpunk, que incluye en su trama desarrollos de la informática y la génetica cuando no había ningún PC a la venta, ni se pensaba en internet, ni siquiera en dispositivos móviles o Data Mining, ni en virus que se infiltren en los equipos y menos todavía se valoraba el espionaje virtual de ningún tipo o la manipulación de bases de ADN, sólo por citar algunos ejemplos aunque hay más, pero que no resulta muy actual por cómo decide manejar todas esas ideas, con un protagonista que son muchos a la vez y resulta una herramienta ad hoc para que el autor pueda llevarnos por todo aquello que nos quiere mostrar, compleja pero accesible por más que los saltos en el tiempo sean confusos a veces y que sea brusca en sus contenidas formas New Wave, casi meta literarias, en más de una ocasión.


Destacado. Mucha gente cita a Verne como autor de género que anticipó varias realidades. Si se leen este libro, tal vez empiecen a citar a Brunner.


Potenciales evocados. Tonos y estructuras similares, no los desarrollos concretos, a la Trilogía del desastre del mismo escritor; por momentos, Orwell cruzado con Gibson y con toquecitos Stross pero sin sainetes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin