viernes, 12 de julio de 2013

EL SANGUINARIO BARÓN ROJO. Kim Newman (1996)


-Desarrollo de la idea inicial de la serie hacia derroteros más bélicos y forzando la influencia de los cameos.- 
 photo DSC08202_zps73cf6da1.jpg

Lo que nos cuenta. Tres décadas después de los acontecimientos narrados en El año de Drácula, Vlad Tepes ha terminado siendo el canciller y comandante en jefe de los ejércitos de un expansionista Kaiserreich. El teniente Edwin Winthrop es un miembro del Club Diógenes destinado en el frente durante la Primera Guerra Mundial que debe mandar a uno de los miembros de la Escuadrilla Cóndor, todos vampiros, a sobrevolar y fotografiar un lugar del que llegan extraños rumores, el castillo de Malinbois, sede del famoso grupo aéreo Jagdgeschwader Eins, más conocido como “el circo volante de Richthofen”. Segundo libro de la serie Anno Dracula.

Mi opinión. Ucronía fantástica que se debate entre la acción y la intriga, en la que los cameos que en el primer volumen sazonaban la trama ahora son un ingrediente principal que tiene un sabor extraño en algunos paladares, tendencias dark pulp, bastante bien ambientado, de trama sencilla pero con humo y espejos, de personajes construidos (adaptados en algunos casos) para la propuesta y que en muchos casos le dan forma y entidad (hasta donde pueden), de ritmo lento que se acelera muchísimo según nos aproximamos al final y curiosa en general.

Destacado. En esta ocasión, el gancho no puede con el peso de la carga y se dobla.

Potenciales Evocados.  Cóctel de El año de Drácula con mucha más pirotecnia, toquecitos muy tenues de The devil´s harvest, otro poquito de tendencias narrativas de Los señores del cielo y una pizquita de un supuesto Carter Hall hemófago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin