miércoles, 10 de julio de 2013

DEVORADORES DE CADÁVERES. Michael Crichton (1976)


-Curioso ejercicio con pocos puntos en común con el resto de la producción del autor.- 
 photo DSC07974_zpseecde3c3.jpg

Género. Novela.

Lo que nos cuenta. Trabajo de ficción sobre un supuesto manuscrito con más de un milenio de antigüedad que arranca como un análisis sobre el origen del documento, la cultura vikinga y el supuesto autor, para a continuación ofrecernos el propio manuscrito, el relato de un noble árabe al que mandan precipitadamente fuera de Bagdad como parte de una misión diplomática que inesperadamente tendrá que abandonar, uniéndose contra su voluntad a un grupo de vikingos que viajarán muy al norte para enfrentar una terrible amenaza.

Mi opinión. Obra simple, sencilla y relativamente breve pero muy efectiva  que tomándose licencias importantes (aunque no estrictamente fantásticas, pero no me extenderé por aquello de evitar spoilers) y simulando ser un ensayo mediante un par de herramientas narrativas nos ofrece una novela de aventuras de las de toda la vida, de buen ritmo, con momentos de acción pero más momentos National Geographic que aunque son otra forma de complementar la sensación de realismo del antiguo documento por otro lado se enfrentan a la fluidez de la trama principal.

Destacado. La idea daba mucho más juego.

Potenciales Evocados. Revisión de Beowulf desde una óptica poco posible y muy improbable; los ictus que puede provocar a los que busquen una novela histórica de algún tipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin