miércoles, 24 de julio de 2013

LA MUJER JUSTA. Sándor Márai (1949)


-Del determinismo social, de los sentimientos y de muchas otras cosas.- 

 photo DSC08268_zps35cf042d.jpgGénero. Novela.

Lo que nos cuenta. En un momento indeterminado del periodo de entreguerras y en la ciudad de Budapest, Marika relata a su amiga cómo fue su matrimonio y cómo fracasó. Algo después, el hombre con quien estuvo casado esa mujer, Péter, le relata a un amigo como rompió su matrimonio para casarse con la mujer que realmente anhelaba, Judit. Por último, años después y a muchos kilómetros de allí, Judit le cuenta al hombre con el que yace cómo fue su pasado y cómo terminó casándose con Péter, su primer marido. Las dos primeras partes se publicaron en 1941, pero no fue hasta 1949 que se publicó con la forma actual, en tres partes.

Mi opinión. Novela construida como un análisis de las diferentes interpretaciones de situaciones y sentimientos basándose en el carácter y el bagaje social, cultural y la experiencia vital de las personas, que aborda temas tan variados y complejos que alguno tocará la fibra del lector (para bien o para mal) con mucha intensidad y sin la menor duda, narrada con cuidado y mimo pero sin la menor misericordia ni paños calientes en su narración, con personajes que no son ni víctimas ni verdugos (en todo caso, de ellos mismos tal vez) pero sufren y hacen sufrir, tan lograda en lo social como en lo emotivo, actual en el fondo (¿eterna quizás?), de ritmo lento pero imparable, repetitiva en alguna ocasión, de intensidad variable en función de la personalidad del lector que, además, no podrá evitar identificarse (y rechazar también) con situaciones y aspectos de los personajes, realmente humanos, aterradoramente humanos.

Destacado. Lázár. ¿Un avatar como hilo conductor externo, un marco de referencia lejano, la sombra del autor, algo más? 

Potenciales Evocados. Un Rashomon centroeuropeo y con objetivos más ambiciosos; He said, She said pero al revés, con un She said más y trágica en muchos sentidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin