lunes, 29 de julio de 2013

EL BAILE DE LOS SECRETOS. Jesús Cañadas



-Las ganas sin control atropellan los buenos conceptos y los momentos logrados.-
Portada del libro El baile de los secretos, de Jesús Cañadas 

Lo que nos cuenta. En el libro El baile de los secretos (publicación original: 2011), Gabriel toma una decisión peligrosa. Carla muestra cariño a su “lejana” abuela. Gus y Guille van al apartamento de Carla para jugar su partida. Raúl ve el apartamento desde una óptica inquietante. Gabriel es el último en llegar y, poco después, todos empiezan su partida de rol. Pero entre el mundo fantástico de su imaginación y la realidad hay puentes tendidos, de muchas clases.

Mi opinión. Curiosa propuesta que se devora a sí misma, redactada con cuidada densidad casi gótica, que rebosa imaginación pero que tiende a la variación sostenida sobre los mismos temas, con atmósferas bastante logradas y muy evocadoras, repleta de homenajes y referencias que más que aportar a la narración sugieren cosas sobre el autor, farragosa más que compleja, con sobrepeso manifiesto, de ritmo pausado, de personajes sencillos movidos por unas motivaciones comprensibles y universales desde perspectivas inmaduras bajo un manto de barroquismo a modo de camuflaje, pero que para ser la primera novela del escritor, por lo que tengo entendido, muestra bastante personalidad, potencial y, sobre todo, voluntad.

Destacado. Entre todo el humo y espejos, hay brillos que sugieren quilates pero en cantidad desconocida.

Potenciales Evocados. Premisas de El corazón del guerrero y de Nadie conoce a nadie pero con tonos cercanos a La escalera de Jacob en el seno de un juego de rol narrativo fantástico con niveles como los videojuegos.

4 comentarios:

  1. ¡Qué interesante todo por aquí! *-* Me quedo :D

    ResponderEliminar
  2. Cierto. El amigo Olethros nos mantiene entretenidos, incluso en fechas tan señaladas... Felices fiestas, estimado O. Gladius y que el blog siga tan fantástico como siempre. Benjamín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente, Benjamín. ¡Y feliz 2014, por si no hablamos antes!

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin