lunes, 15 de julio de 2013

LAS ARMAS DE AVALÓN. Roger Zelazny (1972)


 photo DSC08158_zps0eb85bfc.jpg-La familia y uno más.- 


Lo que nos cuenta. Fuera de los calabozos de Ámbar pero sin haberse recuperado totalmente de los daños físicos tras su penoso encarcelamiento, Corwin comienza a caminar por la Sombra, recoge su espada Grayswandir y se dirige hacia Avalón, una de las infinitas sombras de Ámbar pero que conoce bien porque allí residió muchos siglos atrás. Camino a la fortaleza de Ganelón en el país de Lorraine, y bajo la identidad de Sir Corey de Cabra, encuentra al herido Sir Lancelot du Lac. Segundo libro de las Crónicas de Ámbar.

Mi opinión. Continuación de la trama del primer libro allí donde se quedó pero con nuevos desarrollos e incluso cambios de tono dirigidos hacia una propuesta mucho más medieval fantástica, que anticipa futuros rumbos, que da más datos sobre las intrincadas relaciones familiares entre nuestro protagonista y sus hermanos, alguna información sobre las Cortes del Caos y mucha sobre Corwin, de forma que vamos viendo perfilada su personalidad y los pequeños cambios que sufre, que trabaja sobre una mezcla de diálogos y descripciones sin terminar de decidirse por una herramienta, de un ritmo algo más lento que su predecesora pero con más acción y combate, no especialmente ágil pero sí entretenida.

Destacado. Las reflexiones de Corwin sobre su familia.

Potenciales Evocados. Algunas cosas de las que hizo Simonson con los soldados asgardianos que luchaban contra los ejércitos de Surtur; reinterpretación de los mitos artúricos; en este volumen, más Abercrombie y menos Martin; ecos de cantares medievales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin