jueves, 23 de mayo de 2013

NOCTURNA. Guillermo del Toro y Chuck Hogan


-Entre el homenaje a Stoker y las tendencias más destacadas de Walter Hill.- 

Portada del libro Nocturna, de Guillermo del Toro y Chuck Hogan
Edición en español (2009)
Género. Narrativa fantástica.

Lo que nos cuenta. En el libro Nocturna (publicación original: The Strain, 2009), un Regis 777 procedente de Berlín aterriza en el JFK de New York y se detiene en medio de la pista de rodaje, sin luces y sin responder a todos los intentos de comunicación por parte de los responsables del aeropuerto. Cuando es abordado por un equipo SWAT, todos los pasajeros han muerto sin señales aparentes de violencia. Pensando en posibles agentes biológicos o químicos como responsables de los fallecimientos, el asunto comienza a ser tratado por el CDC, pero se descubren supervivientes que tal vez se pasaron por alto durante la primera inspección. Primer libro de la Trilogía de la Oscuridad.

Mi opinión. Revisión del tema vampírico, con cambios en las capacidades y debilidades de las criaturas respecto a las más comunes en el género, que empieza trabajando la tensión y el thriller para terminar convirtiéndose en un shoot´em up apocalíptico, narrado con corrección pero manejando más ruido que nueces según avanza la novela, de buen ritmo, de rapidísima lectura, entretenido dentro de lo previsible, con personajes arquetípicos en estas lides pero a los que se intenta dotar de algo diferenciador y, en general, un libro brusco, cruento y aceptable.

Destacado. El comienzo de la novela, poderoso y bastante logrado.

Potenciales evocados. Cruce entre escenarios subterráneos de La luz al final del túnel, ambientes urbanos de Soy leyenda, algún planteamiento de Los vampiros de la mente, estructuras de Apocalipsis y  toquecitos de El pasaje pero mucho más paramilitar; más chic, mejor narrada y cambiando de costa norteamericana, que Sed de sangre.

2 comentarios:

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin