lunes, 13 de mayo de 2013

UN VALOR IMAGINARIO. Stanislaw Lem


-Un trabajo correcto, poco común y realizado por un gigante.- 

Género. Ensayo (pero no del tipo habitual, queridos lectores, avisados quedan).
          
Portada del libro Un valor imaginario, de Stanislaw Lem
Edición en español (1986)
Lo que nos cuenta. El libro Un valor imaginario (publicación original: Wielkość urojona1973), también conocido como Magnitud imaginaria en otras ediciones, es una recopilación de supuestos prólogos a varias obras también supuestas que tratan temas tan interesantes como la pornografía a través de los rayos-x, la comunicación con bacterias gracias a su disposición en las placas Petri, la literatura de diferentes géneros pero escrita por ordenadores, una enciclopedia que para evitar la obsolescencia se dedica a explicar lo que va a suceder y lo que no, además del relato de la transformación de una computadora para la gestión bélica y económica de un país en un referente del pensamiento y la filosofía que trasciende la capacidad humana. 

Mi opinión. Interesantísimo libro que retoma las ideas que ya trabajó Lem con anterioridad en otra de sus obras pero desplazándose hacia construcciones literarias más complejas y estilos no siempre adecuados para la propuesta, con reflexiones sobre temas muy actuales también hoy en día pero desarrolladas en ocasiones con pastosa densidad no siempre soluble en el espíritu sobre en el que se han concebido, lleno de ironía con momentos divertidos pero no hilarantes como en otras ocasiones, que demanda mucho del lector tanto por su estructura narrativa como por la propia propuesta de partida y que es un pilar más (que no viga maestra) del templo literario de este maravilloso escritor que tan importante fue y que tan poco ruido hizo.

Destacado. El trabajo a tres niveles comparativos y relacionados: el de la supuesta obra en sí misma, el de la revisión de la misma en el ficticio prólogo y finalmente el del propio lector.

Potenciales evocados. Momentos Borges desde una perspectiva más amplia y más ambiciosa; evolución de las reseñas de  Vacío perfecto hacia otra opción más ardua, menos humorística y más reflexiva en general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin