sábado, 25 de mayo de 2013

EN EL PAÍS DE LA NUBE BLANCA. Sarah Lark (2007)



-Sentimientos muy femeninos en entornos poco trillados.- 

 photo DSC07896_zps778011a6.jpgGénero. Novela.

Lo que nos cuenta. En la Inglaterra de mediados del siglo XIX, la institutriz Helen Davenport lee un anuncio en la hoja parroquial sobre la demanda de la iglesia anglicana de Christchurch, Nueva Zelanda, de mujeres jóvenes y respetables con experiencia doméstica y con niños que deseen casarse con miembros reputados y acomodados de la comunidad neozelandesa. Gwyneira Silkham ve otorgada su mano al hijo de un ganadero neozelandés que, durante una visita a la granja familiar en Gales para negociar la compra de ovejas, vence a su progenitor en una partida de blackjack con altas apuestas. Helen y Gwyneira se conocerán a bordo del velero Dublin con rumbo a Nueva Zelanda. Primer volumen de la Trilogía Maorí.

Mi opinión. (Tele)Novela ambientada en un entorno poco manido y atrayente en la época en la que está situada (que no una novela histórica estrictamente hablando), con protagonistas bastante arquetípicas de tendencias bidimensionales con las que es bastante fácil forjar empatía pero con las que no siempre se puede compartir sus líneas de pensamiento, de personajes secundarios construidos desde la contraposición, muy femenina pero también equina y hasta ovina, con tendencia al costumbrismo pastoril, narrada con cambios de ritmo muy acusados, entretenida, de muy ágil lectura y que les prometo que hará las delicias de muchas lectoras.

Destacado. Cómo se abordan, si es que se llegan realmente a abordar, los “asuntillos” entre los locales y los colonos.

Potenciales evocados. Al fondo, momentos Walnut Grove pero a gran escala, y al frente tendencias de El muro de Adriano pero sin gladius y sí muchas ovejas; maoríes en las antípodas de Guerreros de antaño, y no precisamente por causas del salto temporal entre las propuestas; mucho más cerca de Barbara Cartland que de El piano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin