sábado, 18 de mayo de 2013

EL VIAJE DE HAWKWOOD. Paul Kearney (1995)



-Propuesta fantástica construida alterando cimientos históricos.- 


Lo que nos cuenta. Normannia es un continente en el que sus naciones mantienen un equilibrio de poder mientras se vigilan de reojo. Al este, las fuerzas del sultán de Ostrabar están avanzando de forma metódica e imparable. En los propios reinos, la religión está intrincadamente mezclada con el poder estatal y todo aquel relacionado con la magia (o simplemente todo aquel que resulte sospechoso) corre peligro. En una de las naciones, Hebrion, su rey tiene razones importantes para patrocinar una expedición dirigida por Richard Hawkwood, un marinero que sostiene que al oeste hay tierras por descubrir. Primer libro de la serie Las monarquías de Dios.

Mi opinión. Propuesta fantástica de pátina “realista”, muy basada en momentos de la Historia de Occidente para construirse, plagada de acción y de ritmo brioso con un par de tropezones, linealmente coral, de espíritu “tardomedieval”, de trama variada pero no especialmente compleja, con buen manejo de los tiempos, sin alardes narrativos pero de formas más que decentes, de partes bélicas bastante bien conseguidas, poco descriptiva pero resultona en términos generales, de personajes con diferente calibre narrativo y variable construcción que permiten presentar, y bastante bien, lo que el autor debía tener en la cabeza.

Destacado. Que el libro es una exposición de las reglas de juego y del tablero de Kearney propone al lector.

Potenciales evocados. Europa a caballo entre la Baja Edad Media y la Edad Moderna; mucho menos marítima que la trilogía de Hobb pero todavía se nota el salitre; algún toque Abercrombie, pero más interesado en contarnos el mundo en el que transcurre la trama; coral como Juego de tronos pero con otra intencionalidad (y se publicó un año antes, no se olviden).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin