martes, 19 de noviembre de 2013

EMBASSYTOWN. China Miéville (2011)



 photo 43EmbassyTown_zpsf8b148c5.jpg-Derroche en muchos sentidos.- 

Género. Ciencia ficción.

Lo que nos cuenta. Avice es una muchacha que ha crecido en Ciudad Embajada, en el planeta Arieka, alejado y en los bordes del espacio transitado y conocido, que como otros humanos y miembros de algunas otras especies de exoterres creció y vivió en un asentamiento adaptado a sus necesidades por los pobladores originales de planeta, los Ariekei, más conocidos como Anfitriones. Tras un periodo de ausencia viajando como tripulante civil, vuelve a Ciudad Embajada acompañada de un experto lingüista muy interesado en los Ariekei, su particular cultura y su más que exótico lenguaje.

Mi opinión. Interesante novela que desde el punto de vista formal está francamente muy bien escrita, que juega con los tiempos, el lenguaje y la no linealidad de forma atractiva para mezclar planteamiento y nudo de forma íntima, de ritmo pausado y que se toma su tiempo para situar al lector pero que finalmente lo consigue con éxito.

En cuanto a los contenidos, bastante imaginativa porque sin inventar nada exactamente nuevo en el género sí combina muy bien diferentes conceptos de forma que el lector no está nunca muy seguro de hacia dónde evolucionarán los acontecimientos hasta que ya está atrapado, con sobrepeso en su segunda mitad y discutible en su alcance pero igualmente destacada en el panorama reciente por méritos propios.

Destacado. No se obsesiona con explicar las cosas, y eso que hay mucho que explicar, sino que deja que el lector vaya “descubriéndolas” por sí mismo, cosa de agradecer.

Potenciales Evocados. Un Empotrados más dinámico, más espacial e igual hasta escrito por Marx, con unos Consu bastante particulares en la trama; desde el punto de vista del multifacético autor, más cercano a El azogue que a Kraken, por si de esta forma puedo situarles más, estimados lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin