viernes, 1 de noviembre de 2013

JOYLAND. Stephen King



Portada del libro Joyland, de Stephen King
Edición en español (2013)
-El que tuvo, igual hasta retuvo.-       


Lo que nos cuenta. En el libro Joyland (publicación original: Joyland, 2013) y cuarenta años después, Devin Jones recuerda aquel otoño de 1973 en el que se hizo mayor de muchas maneras distintas, trabajó en un parque de atracciones, descubrió que lo sobrenatural existía en formas que nunca había sospechado y se interesó por un asesinato que nunca había sido resuelto. 

Mi opinión. Novela que sigue la tendencia reciente del autor de mirar hacia atrás con nostalgia pero en este caso impregnando, casi empapando, toda la narración de saudade, más ficción que narrativa fantástica propiamente dicha (aunque la hay, no lo neguemos), que parece un relato alargado o un historia lateral de esas que abundan en las novelas de King pero alimentada para tener vida propia, con bastantes flashforwards al centrarse en el pasado del protagonista/narrador, de ritmo inestable con tendencia a la suavidad pausada, que con visión amplia podría considerarse noir e incluso iniciática en cierto modo, previsible por momentos, de personajes suficientes, muy rápida de leer, de trama ligera pero bien arropada y entretenida en general.

Destacado. No se lo van a creer: no tiene lugar en Maine o alrededores. Sí, de verdad.

Potenciales evocados. El propio King, pero como si supiese algo ahora que no sabía hace años y ese algo le obsesionase por su importancia; un parque de atracciones lejísimos del de Bradbury, no tanto del de Koontz pero funcionando y cerquita del que se intuye que vivió desde fuera, y sólo por un ratito, Johnny Smith.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin