miércoles, 6 de noviembre de 2013

LIBROS DE SANGRE 4. Clive Barker



Portada del libro Libros de sangre 4, de Clive Barker
Edición en español (1987)
-Voz propia, y más en su tiempo.-
 
Género. Relatos.

Lo que nos cuenta. El libro Libros de sangre 4 (publicación original: The Inhuman Condition, 1985) es una recopilación de relatos del autor que manejan la temática de horror o terror con estilo muy personal, y que nos narra historias como la investigación del origen y naturaleza de unos grafitis extraños, unas voraces criaturas que parecen relacionadas con una cuerda anudada, el intento ciclópeo de conocer en persona al Diablo, un experimento que genera violencia pero por razones muy particulares, la rebelión de unas manos frente a la voluntad de su dueño, eventos inquietantes en unas piscinas públicas abandonadas y el encuentro entre lo cotidiano y lo sobrenatural en un motel . Conocido con diferentes nombres según ediciones incluyendo, pero no solamente, Sangre y The inhuman condition. Cuarto libro de la serie Libros de Sangre, cuyos volúmenes pueden leerse de forma independiente.

Mi opinión. Trabajo interesante por la aproximación tan personal al género de la narrativa fantástica, en concreto del horror, que planteó este autor en su momento, más que ahora, que dentro de la serie va perdiendo fuelle narrativo aunque sigue exponiendo situaciones imaginativas evitando escenarios ya trillados o dando visiones diferentes a los conocidos, irregular en el alcance de los siete relatos, más que competente en lo técnico, más oscuro que tenebroso, más agobiante que obtuso, más crudo que explícito, pulsante, extraño y que no es recomendable para todo los lectores por las sensaciones narrativas que genera, más allá del propio contenido.

Destacado. El lío de ediciones, nombres, numeraciones y repartos de los diferentes volúmenes de relatos del escritor pertenecientes a esta serie que hay tanto en español como en inglés.

Potenciales evocados. Un cruce imposible entre Stephen King, David Cronenberg, Michael Ninn, Alan Moore y hasta Dan Simmons incluso, pero cada uno poniendo su ingrediente a un cóctel de sabor propio que no está hecho para el paladar de todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin