domingo, 3 de noviembre de 2013

EL BESO DEL EXILIO. George Alec Effinger (1991)


 photo 19ElBesoDelExilio_zps032c60c3.jpg-Remate involuntario a la serie.-     
 
Género. Ciencia ficción.

Lo que nos cuenta. Marid Audran ha pasado en poco tiempo, casi sin desearlo ni planificarlo, a estar mucho más cercano a Friedlander Bey, a ascender mucho en su organización, a alejarse de su entorno habitual, a ser un hombre casado y padre simultáneamente. Pero todavía más rápido, pasa a estar en medio del desierto junto a Papa con su vida en juego por haber sido ambos declarados culpables en una pantomima de juicio y sentenciados al destierro, pero la sentencia es ejecutada con la intención de que mueran. Tercer y último libro de la Trilogía de Marid Audran.

Mi opinión. Continuación de las aventuras y desventuras de Marid Audran, más difícil de disfrutar si no se han leído los libros anteriores, unos volúmenes que han ayudado a construir al personaje principal que está lleno de grises, dobleces y recovecos para lo que es habitual en trabajos de Ciencia ficción, más noir que cyberpunk siendo mínimamente estrictos, que trata el Islam futurista con respeto y juega con él para localizar más la trama en un entorno árabe que resultó exótico y original en su momento, menos barriobajera y más política que los volúmenes anteriores por más que se pise el Budayén, que narrativamente hablando sigue la inercia de la serie pero que en realidad no desarrollo mucho la trama de fondo, que quedó abierta a muchas opciones y entretenida en general.

Destacado. Que no debería haber sido el final de una trilogía si no el tercer libro de una serie más amplia, pero la prematura muerte del autor por el consumo de sustancias, a la altura de su personaje Marid Audran, truncó ese proyecto, aunque hay una recopilación de relatos basados en el Budayén.

Potenciales evocados. En las antípodas de Caliphate, todos tranquilos; mafia en el Islam futurista, con mucho consumo de alcohol y drogas por parte de algunos personajes, algunos implantes y mucha venganza, exactamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin