miércoles, 13 de noviembre de 2013

MARY TERROR. Robert R. McCammon (1990)



-Maternidad, psicosis homicida y acción.-
 photo 33MaryTerror_zpsf9a56867.jpg 

Género. Novela.


Lo que nos cuenta. Mary tiene un instinto maternal muy particular, una psique que lo es todavía más debido a alguna patología de base y al consumo prolongado de psicotrópicos y estupefacientes durante años, un pasado oscuro de terrorismo y asesinato y un físico de armario ropero. Laura es una mujer en un maravilloso matrimonio que está a punto de ser madre. Cuando Mary lee en los anuncios clasificados de la Rolling Stone una clave que sólo los miembros del extinto Frente de Tormenta conocen, sabe que es el momento de volver de nuevo a su amado Lord Jack para que vivan juntos su amor para siempre, pero necesita darle un bebé porque perdió hace mucho tiempo el que llevaba en su vientre.


Mi opinión. Trabajo del variopinto autor que en esta ocasión nos lleva al thriller de acción con psicópata femenina al frente, de alto ritmo en general pero con algunos valles profundos, que alterna el punto de vista de la narración de forma que se acostumbra pronto al lector al formato pero, al menos en un principio, no ayuda a la fluidez (aunque salvándose en parte porque el lector quiere saber más de la fascinante, peligrosa y tarada Mary), de personajes sencillos, incluso Mary desde su perturbada personalidad, pero con unas motivaciones marcadísimas y meridianamente claras, poco realista en ocasiones en aras de la acción y del efectismo, con varios clichés en la trama que pueden empañar una idea curiosa e incluso original en el trasfondo, especialmente lograda en todo lo que tiene que ver con el punto de vista de Mary y, en general, entretenida.


Destacado. Mary, sin la menor duda.


Potenciales evocados. Persecuciones muy parecidas a las de Berserk en estilo y desarrollo; psicópata asesina femenina mucho más cerca de Terminator que de Catherine Tramell o de Alex Forest; momentos Arizona Baby pero sin nada de lo que reírse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin