viernes, 22 de noviembre de 2013

EL PASAJE. Justin Cronin (2010)


-Algunas comidas copiosas pueden alterar el peristaltismo.-
 



Lo que nos cuenta. Amy es una niña cuya madre trata de criarla en condiciones difíciles. El Doctor Jonas Abbot Lear, durante una expedición patrocinada (y manejada) por el Ejército, se encuentra en Bolivia con algo que desafía todo lo que ha estudiado; Anthony Lloyd Carter es un recluso condenado a pena de muerte al que se le da una extraña y poco clara oportunidad de evitar la ejecución; Brad Wolgast es un agente especial que trabaja para el Proyecto Noé con su compañero Doyle, consiguiendo a una serie de sujetos necesarios para los fines del proyecto. Grey es un empleado de limpieza y mantenimiento en un centro científico secreto. Sus vidas y sus muertes, además de las de otros personajes, terminarán formando parte de una pesadilla que está a punto de desatarse. Primer libro de la serie El Pasaje.


Mi opinión. Novela larga y con sobrepeso notable, narrada en tercera persona coral, que comienza generando muchas expectativas y atrapando la atención del lector mediante el misterio desplegado poco a poco con la ayuda de las actitudes de la mayoría de los personajes (de los que se nos dan detalles de discutible pertinencia), todo ello a pesar de un ritmo suave que nunca titubea, y que evoluciona más tarde hacia el postapocalipsis de vampiros algo más convencional en todos los sentidos aunque todavía con tono propio por más que no sea el mismo que atrapó al lector al comienzo y no consiga recuperar ni su intensidad, ni su cadencia (aunque se acelera en realidad), ni su potencia, aunque a pesar de todo sí que se hace un hueco propio en el panorama reciente de su género y temática.


Destacado. La primera parte, sin la menor duda.


Potenciales Evocados. Por mucho que pueda usted leer (o incluso escuchar) por ahí, no encontrará mucha relación con la famosa obra de Stoker, a excepción del tema de fondo y algún momento epistolar que no pasa de anecdótico; Endless night le dio una vuelta de tuerca a algún concepto manejado aquí; estilo general que podría hacer pensar en The Stand pero con atmosfera y tono más oscuros e inquietantes, además de seguir desarrollos diferentes.

4 comentarios:

  1. Es una de mis actuales lecturas, apenas me quedan 300 páginas y me está gustando bastante. Es cierto que la primera parte es algo mejor, pero la trama me sigue resultando interesante. Una buena lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resulta entretenida, por más que uno desease que todo el libro siguiese la tendencia que ofreció la primera parte. No tardaré mucho en comenzar con la segunda parte. Veremos qué nos presenta.

      Gracias por su aportación, Bea.

      Eliminar
  2. Lo cierto es que a mi pareció que tenía una calidad bien compensada, a lo largo de todo el libro. En eso difiero con usted, amigo Olethros. Lo leí casi de un tirón y me recordó al libro de Stephen King, como acertadamente señala. Mi mujer me acaba de regalar Los Doce y voy a leerlo si los críos me dejan algún tiempo libre. Saludos. Benjamín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con argumentos, disentir se agradece y enriquece a todos. Si usted sintió que la calidad estaba bien compensada, pues lo sintió. Ahí no hay forma de argumentar, porque es algo muy personal.

      Yo tengo "Los doce" pendiente en la pila. Vamos a ver cuándo le encuentro un hueco.

      Gracias por su aportación, Benjamín.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin