viernes, 15 de noviembre de 2013

LAS FURIAS DE ALERA. Jim Butcher (2004)



 photo 35LasFuriasDeAlera_zpsa73a3b37.jpg-Altísimo ritmo.-
 

 

Lo que nos cuenta. Amara es una cursor al servicio de la corona del Primer Señor de Alera que está realizando su examen de graduación supervisada por el veterano Fidelias y que consiste en una operación de campo real que implica infiltración y labores de inteligencia en un campamento rebelde. Tavi es un joven que vive en el istmo de Calderon, fronterizo con la zona salvaje e inhóspita de Maratea. A diferencia de la casi totalidad de las personas, Tavi no cuenta con la capacidad de manipular los elementos con mayor o menor resultado, lo que le hace ser una especie de impedido en su sociedad aunque es muy querido por su entorno. Primer libro de la serie Codex Alera.

 

Mi opinión. Novela que, aunque tiene algunos altibajos, presenta al lector una obra de Fantasía con ritmo notablemente alto en general a partir de un comienzo interesante pero que despliega sus recursos con pausa, narrada en tercera persona coral, con varias tramas paralelas que entroncan de diferentes formas con la principal, de personajes sencillos en los que el autor trata de trabajar sobre algunas peculiaridades de sus personalidades pero se termina apoyando en sus motivaciones, sin protagonista claro aunque se sospeche quién va a vertebrar la narración e incluso la saga (siempre es posible que me equivoque, sin embargo), más lograda en la parte de intriga "política" que en la de acción pura aunque realmente sin chirridos, con aires juveniles sin situarse directamente en ese subgénero, a veces sin la necesaria sensación de peligrosidad real en situaciones potencialmente letales, poco detallista y ciertamente entretenida.

 

Destacado. Su positivismo estructural (por no decir “buenrollismo”).

 

Potenciales evocados. Si lo que hizo Kearney nos llevó al final de algo que nos podía recordar al final de una Edad Media fantástica, este trabajo hace algo similar pero hacia el Imperio Romano; a grandes rasgos, mezcla de momentos Hobb en cuanto a conflictos sociodomésticos pero sin caer en su intimismo, de momentos Sanderson en cuanto al enfoque de la magia pero salvando las distancias, de momentos del propio Kearney en cuanto a los tratamientos narrativos generales y de toquecitos Abercrombie en algunos personajes (que no en todos ni tantos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin