viernes, 7 de febrero de 2014

MUNDO ANILLO. Larry Niven

-Derroche de imaginación en su tiempo, cicatería narrativa entonces y ahora.-
 

Portada del libro Mundo Anillo, de Larry Niven
Edición en español (2006)
Género. Ciencia ficción.


Lo que nos cuenta. En el libro Mundo Anillo (publicación original: Ringworld, 1970) conocemos a Luis Wu, un longevo aventurero terrestre algo hastiado de su vida diletante al que un titerote, cuya especie se suponía lejos de los dominios de la humanidad, ofrece la posibilidad de enrolarse en una expedición hacia un lugar desconocido. Luis acepta, y a la tripulación de la nave se unirá un kzin, especie de aspecto felino muy grande y de alta agresividad, y también una joven con tendencia a tener suerte. El destino será un lugar que no debería existir hasta para la avanzada tecnología de los titerotes. Primer libro de la saga Mundo Anillo.

Mi opinión. Novela que maneja muchos conceptos interesantes y novedosos en su mayoría y en su tiempo, apabullantes y atractivos también, capaz de hacer Hard sin olvidar a los personajes aunque sin que estos sean más que un “decorado” más, que además ese Hard forzó lo probable (incluso lo posible) para la ciencia de su tiempo (y la de ahora), con momentos y clichés de la Space Opera (sin serlo en absoluto), con una trama débil más allá del hecho de descubrir y “explorar” un objeto sin parangón que puede provocar incomodidad en muchos lectores no acostumbrados a otros tiempos del género en los que la literatura en sí misma no era, ya no un fin, siquiera un medio, de ritmo suave, con altibajos y entretenida, pero por encima de eso un trabajo multipremiado que puede servir para entender el género en su tiempo y  ciertas evoluciones posteriores de la ciencia ficción

Destacado. El concepto de los titerotes, sus intrigas y la personalidad de Nessus, el miembro de esa raza con importante participación en la trama.

Potenciales Evocados. Cita con Rama por aquello de más preguntas que respuestas, pero nada que ver en estilo; homenajeada, sostengo yo, en algunos momentos de Pensad en Flebas.

Linkwithin