jueves, 13 de febrero de 2014

EL CLUB LOVECRAFT. Antonio Lázaro

Portada del libro El club Lovecraft, de Antonio Lázaro-Lectura “toledana”.- 




Lo que nos cuenta. En el libro El Club Lovecraft (publicación original: 2007) y tomando unas cervezas, Hernán le cuenta a Leonardo la leyenda de los que bajaron al laberinto subterráneo, en la ciudad de Toledo, en nombre del cardenal Silíceo que quería terminar con las criaturas mágicas de las cuevas bajo la ciudad (o para hacerse con sus riquezas, según otros). Leonardo es miembro del Club Lovecraft, un grupo de aficionados a la literatura, al esoterismo, la fantasía y al propio autor de Providence. Tomislav es un indigente de origen balcánico y experiencia paramilitar con antecedentes psiquiátricos al que una voz le impulsa a hacer daño. 


Mi opinión. Novela de ideas por encima del resultado general, que hace una más que interesante descripción de la ciudad en la que transcurre, con cierta elaboración técnica de la narración aunque no consiguiendo hacer el texto más atractivo para el lector ocasional, que usa conceptos de Lovecraft trasladados a una Toledo actual pero muy anclada en el pasado homenajeando al autor y a la ciudad en cierto modo y con distinto éxito, que se puede ver como un thriller de misterio sobrenatural con algo de acción, con personajes deslavazados con la excepción del antagonista balcánicos (y éste lleno de clichés), narrada con ritmo lento, que trabaja recursos muy visuales y usa referencias de cultura popular de forma que suelen chocar con la atmósfera que intenta crear la novela, poco compacta y entretenida a su manera.


Destacado. La guerra (y juego) que ha dado el Necronomicón, que da todavía y que seguirá dando.


Potenciales Evocados. Siendo generosos, El Club Dumas sin jugar con el lector, con shoggots, sin descreimiento y con absoluta adoración a una bella ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin