lunes, 3 de febrero de 2014

PENSAD EN FLEBAS. Iain M. Banks (1987)



-Ideas interesantes y desarrollos que no están totalmente a la altura.-
 

 photo 212PensadEnFlebas_zpsf9962cfb.jpgGénero. Ciencia ficción.


Lo que nos cuenta. Una nave militar avanzada de La Cultura es destruida en combate pero la Mente artificial que la dirige consigue llegar a un planeta dentro de una zona de exclusión. Bora Horza Gobuchul es un cambiante que trabaja como agente encubierto para los idiranos, civilización guerrera enfrentada con La Cultura, al que se le encarga la localización y captura de dicha Mente tanto por sus habilidades como porque ha estado previamente en el planeta donde está su objetivo. Primer libro de la serie de La Cultura.


Mi opinión. Novela que aunque claramente es una Space Opera (con todo lo bueno y lo malo que eso implica) tiene más interés de lo habitual en la generación de un trasfondo rico y amplio mientras, sospecho, trata de proponer reflexiones al lector, de tendencias muy “aventureras”, plagada de acción (pero mucha, mucha, mucha), que introduce escenas y situaciones que más allá de su potencia individual son de dudosa pertinencia en la globalidad de la historia y además pueden ir hasta en contra de la fluidez natural de la novela, que a veces se recrea en detalles de importancia menor, que intenta dotar al protagonista y a varios secundarios de mayor entidad narrativa pero lo hace de forma extraña, con claro sobrepeso, alargada tratando de dar más envergadura a una trama simple en el fondo a la que paralelamente intenta fortalecerse con el trasfondo y los personajes, con momentos que parecen tics de la Edad de Oro y entretenida en general.


Destacado. La relación entre Bora Horza Gobuchul y Juboal-Rabaroansa Perosteck Alseyn Balveda dam T´seif, su némesis en el otro bando e imagen especular alterada.


Potenciales Evocados. Por aquello de la futilidad de muchas cosas que pueden parecer importantes para personas e incluso para colectivos, Los Héroes; a veces, Mara Jade más reflexiva y menos operativa, junto a un cruce de Otto McGavin y Mística pero con un carácter próximo a un Cat Shannon algo melancólico.

2 comentarios:

  1. Flojo. El jugador, la siguiente de la saga de la cultura, es infinitamente más entretenida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alyrodri. Más adelante hablaremos de "El jugador" por aquí.

      Gracias por su aportación.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin