sábado, 1 de febrero de 2014

EL BAILE. Irène Némirovsky (1930)


-A veces, las intrascendencias son icebergs.-
 
 photo 210ElBaile_zps28e565a5.jpgGénero. Novela corta.

Lo que nos cuenta. La familia Kampf ha sido favorecida recientemente por la fortuna de unas inversiones en bolsa que han generado pingües ganancias, por lo que creen poder tratar de entrar en una liga social a la que ni su origen ni su perfil personal pertenecen con naturalidad. La hija del matrimonio, Antoinette, es una adolescente incomprendida que no está de acuerdo con la fiesta que su madre ha decidido celebrar y menos con la prohibición de que ella participe, por lo que tomará una decisión.

Mi opinión. Breve trabajo que esconde entre sus páginas un agudísimo análisis crítico de muchas cosas de su tiempo y entorno que en realidad tienen carácter intemporal, desde el arribismo al juego de apariencias, pasando por la adolescencia, la incomprensión, los complejos de inferioridad, las relaciones paterno-filiales, algunos “ismos” y muchas clases de dolor, de formas sencillas y muy ágiles de leer que tapan un volcán de conceptos poderosos apenas contenidos, de personajes acertadísimamente ad hoc que vuelcan unos en otros sus propias frustraciones creando un círculo vicioso que les erosiona mientras ofrece al lector situaciones abiertas a muchas interpretaciones dentro de una lectura irónica muy interesante y agradable.

Destacado. Todo. Un ejemplo de espectacularidad suave sin pirotécnicas.

Potenciales Evocados. Puck en El maestro de almas, tirando de la manta sin querer o enseñando lo que hay debajo de la alfombra sin planearlo realmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin