miércoles, 6 de febrero de 2013

TRATADO DE CULINARIA PARA MUJERES TRISTES. Héctor Abad Faciolince

-De lo que nutre el corazón y remedia el alma. Y de sus tóxicos.-

Portada del libro Tratado de culinaria para mujeres tristes, de Héctor Abad Faciolince
Edición 2001
Género. Ensayo (más o menos).


Lo que nos cuenta. El libro Tratado de culinaria para mujeres tristes (publicación original: 1996) no es ni compendio, ni recetas, ni para féminas y tampoco para aquellas faltas de alegría. Al contrario, es un trabajo que, bajo el interesante traje de las máximas extendidas hasta reflexiones, nos propone revisar conceptos que podemos haber olvidado o a los que nunca hemos prestado la suficiente atención, con el objeto de prevenir el sobrepeso del alma o la anorexia de esa patata que nos late dentro.


Mi opinión. Obra sencilla, fina, corta y elegante que con sutil humor (a veces amargo) y suave malicia (a veces dulce), hace que repasemos muchos de los ingredientes de nuestros platos vitales y consideremos si estamos abusando de ellos o si hace tiempo que no los usamos al cocinar nuestra existencia, pero hay que decir que está principalmente dirigida a los aliños y especias de los platos fuertes hombre-mujer. Deliciosa hasta en el tono.


Destacado. El “género” del autor. ¡Chapeau!


Potenciales evocados. Lo que leían Vianne Rocher y Tita, sin la menor duda; algo de Clausewitz, confíen en mí, si son ustedes previsores.

2 comentarios:

  1. Suena muy interesante, otro para añadir a mi larga lista de pendientes :)

    ResponderEliminar
  2. Pues esperamos comentarios tras las diferentes lecturas.

    ResponderEliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin