domingo, 10 de febrero de 2013

DE CÓMO LOS IRLANDESES SALVARON LA CIVILIZACIÓN. Thomas Cahill (1995)


-De la Civilización Celta… y también de la contribución a la supervivencia de la cultura occidental antigua de los monjes irlandeses.-


 photo DSC07300_zpsb96748a8.jpg
Género. Ensayo.


Lo que nos cuenta. Retrato de la evolución de Irlanda desde sus nebulosos orígenes hasta tiempos del Sacro Imperio Romano, como guía histórico-religiosa, y en general más rico en lances y chascarrillos que en fuentes historiográficas convencionales y contrastadas, para señalar lo mucho que supuso “lo irlandés” en la conservación y posterior difusión del conocimiento cultural griego, romano, judío y cristiano que estuvieron muy cerca de perderse tras la caída del Imperio Romano.


Mi opinión. Retrato de la gran influencia (no exclusiva) que tuvo después en la Europa continental el fenómeno del Avivamiento en Irlanda, como transmisor de la cultura preservada en sus monasterios tras la caída de Roma, que se cuidó y reprodujo gracias a la adopción del Martirio Verde. Obra corta pero no ágil, humorísticamente (espero) parcial y muy curiosa.


Tras un inicio un tanto extraño que repasa algo parecido a una identidad estructural celta común (quien les escribe esta reseña no tiene ninguna constancia de fuentes contrastadas que hablen de algo ni remotamente parecido a lo que indica el autor, pero espero sus datos al respecto, agudos lectores), sí que nos sitúa muy bien en la aceptación del cristianismo en Irlanda y su desarrollo, con algunas afirmaciones curiosas sobre sus características más distintivas, que se acaba entroncando con la posterior expansión de su visión del cristianismo en Europa y, tras el concilio de Whitby, exclusivamente en su contribución a la recuperación de parte de la cultura perdida en el continente.


Destacado. Por momentos, no sé si en serio o en broma, parece parte de una supuesta literatura revisionista irlandesa antigua y medieval.


Potenciales evocados. El camino que llevó a El nombre de la rosa; la visión de Hari Seldon; en algunos momentos, ciertas intenciones de la obra de Weatherford sobre el Imperio Mongol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin