sábado, 16 de febrero de 2013

LA VOZ DE LAS ESPADAS. Joe Abercrombie

-Van un bárbaro, un mago, su aprendiz, un inquisidor, un caballero… pero ni van dónde esperas, ni cómo esperas ni son lo que esperas, en absoluto.-

Portada del libro La voz de las espadas, de Joe Abercrombie
Edición en español (2007)
Género. Narrativa fantástica.


Lo que nos cuenta. En el libro La voz de las espadas (publicación original: The Blade Itself, 2006), un bárbaro harto de matar pero que lo hace con demasiada frecuencia, un inquisidor con una relación de amor/odio con el mundo y la vida pero que no le tiembla la mano al cumplir con su deber, un popular capitán de la nobleza favorecido por los acontecimientos pero dipsómano, ludópata y al borde de la ciclotimia, un aprendiz de mago voluntarioso pero infantilmente charlatán, su afable maestro pero con oscuros intereses bajo su venerable apariencia y varias decenas de personajes secundarios igualmente peculiares van viendo entrecruzar sus vidas. Primer libro de la serie de El Círculo del Mundo y primero de la trilogía La Primera Ley.

Mi opinión. Interesante vuelta de tuerca a la Fantasía, que sin aportar nada nuevo sí que cuenta las cosas de otra manera, de ritmo irregular y orientación más “medieval” que “fantástica”, lineal y coral, brusca, ingeniosa y soez, con mucha acción y estilo noir, novela más de personajes y diálogos que descriptiva, con sobrepeso evidente, que va llevando en volandas al lector, con algún tropezón, pero no sabemos muy bien dónde.

Los personajes merecen un comentario aparte. Si el tiempo colocase al escritor y su trabajo en algún tipo de “Olimpo de la Fantasía”, algunos de los protagonistas podrían ser denominados entonces como “icónicos” o “legendarios”. Mientras tanto, digamos que todos tienen algo especial, hasta muchos de los secundarios (algunos de los cuales serán más desarrollados en otras novelas), y algunos son notables, muy notables, quedándose en la memoria del lector.

Destacado. La valentía del escritor al tomarse todo un libro como poco más que una introducción a los personajes, al mundo y al estilo que luego desarrollará en otras obras.

Potenciales evocados. Menos perro viejo que Martin, no me cansaré de decirlo; menos inventiva que Sanderson pero más complicidad con el lector; menos “artista” que Rothfuss pero mucho mejor “fontanero”; más centrado que Erikson, menos bisutería que Sapkowski, menos “romántico” que Morgan, menos disperso que Hoffman.

Linkwithin