martes, 19 de febrero de 2013

EL NOMBRE DEL VIENTO. Patrick Rothfuss



-Cuando algo está bien escrito, el género no debería importar tanto -. 

Portada del libro El nombre del viento, de Patrick Rothfuss
Edición en español (2009)
Género. Narrativa fantástica.

Lo que nos cuenta. En el libro El nombre del viento (publicación original: The Name of the Wind, 2007) Kote, tabernero en una posada lejos de las rutas más transitadas, salva la vida de Devan, un cronista. Cuando Devan reconoce en el tabernero al legendario Kvothe, le pide que le cuente toda su historia, rodeada de mitos y fabulaciones. Kvothe acepta, pero con la condición de hacerlo en tres días. Primer libro de la trilogía Crónica del asesino de reyes.

Mi opinión. Libro entretenido, con una calidad en la descripción de personas, paisajes, ambientes, sonidos e incluso sentimientos poco habitual, y ya no hablo únicamente del género. Un personaje central bastante bien retratado, aunque nos sorprenden varias de sus actitudes y decisiones, además de que parece tener un carácter muy diferente como adulto y como joven. Estilo notable. Estructurado para mantener la tensión y el interés del lector.

Muchos acontecimientos (que no “acción” propiamente dicha) contados con un ritmo inestable (no siempre ágil y con la trayectoria de una montaña rusa), con alguna escena algo forzada y con algo de sobrepeso, una barriguita narrativa podríamos decir, pero con resultados generales más que satisfactorios, porque las mejores partes del libro son tan buenas que cubren casi por completo (al menos para este lector) las sensaciones que podrían dejarnos las que no lo son tanto.

Destacado. Algunas grandes frases, casi citas.

Potenciales evocados. Menos perro viejo que Martin (lo diré tantas veces como sea necesario), más sensible que Sanderson, menos “sudoroso” que Abercrombie; algo de un Harry Potter más adulto y de un Lazarillo de Tormes menos práctico, un toque de Gordon y mucho de Dickens.

Linkwithin