sábado, 16 de febrero de 2013

LUCHAS, VICTORIAS Y DERROTAS. Lothar Rendulic



-Cito al autor: “No está en la idiosincrasia de los soldados tomar represalias contra la población; les resultan repugnantes. Por eso se limitaron a lo absolutamente necesario”.- 
Portada del libro Luchas, victorias y derrotas, de Lothar Rendulic
Edición en español (2003)

Género. Biografía.

Lo que nos cuenta. El libro Luchas, victorias y derrotas (publicación original: Gekaempft, Gesiegt, Geschlagen1952) son las memorias autobiográficas del Generaloberst Rendulic desde principios de 1941 hasta mayo de 1945, que incluyen varias reflexiones sobre alternativas estratégicas y consideraciones sobre los rumbos de acción que se tomaron, pero circunscritas a la realidad militar que afrontó en Francia, Rusia, los Balcanes, Escandinavia, Letonia y Austria.

Mi opinión. Curiosísima autobiografía, sin estilo definido, pero que navega entre las reflexiones preclaras del autor (para él, claro, y después de pasados los acontecimientos) de las circunstancias que rodearon sus actuaciones y la Segunda Guerra Mundial en general, entre la descripción sobre todo táctica de las acciones que dirigió y entre una extraña mezcla de ensayo histórico, sociocultural, espiritual (él mismo lo dice) y casi guía de paisajes de aquellas zonas en las que estuvo y en las que veía miradas que se apagaban y aldeas enteras en llamas.

Culto y formado, el autor glasea muchos de los hechos (cuando nos los ignora de forma directa) y, por ejemplo, tuvo claro desde el principio que la escasez de infraestructuras en Rusia evitarían la superioridad material alemana (¿?) por mucho que en su opinión fuese necesaria la acción preventiva que llevaron a cabo con Barbarroja. Y no les digo más, pero en estas páginas encontraran muchas explicaciones y reflexiones francamente “sorprendentes”. Edición bastante deficiente pero acompañada de varias fotos poco comunes de la contienda.

Destacado. Su explicación de cómo se ajustaba a derecho (¿?) la “Orden de los Comisarios”, la narración de los hechos en Rovaniemi y la nota a Patton, entre muchas otras cosas.

Potenciales evocados. A veces, los momentos más bucólicos y pastoriles de La guerra de las Galias; no más “imaginativa” e “interpretativa” que otras autobiografías de la época de algunos protagonistas de la contienda, pero sí más “sorprendente” que muchas de ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin