viernes, 15 de febrero de 2013

EL ESTRATEGA CARTAGINÉS. Edward Rosset (1999)

-Nunca se equivocó… le fallaron las circunstancias y la Fortuna....-
 
 photo DSC07353_zpsda829624.jpg


Lo que nos cuenta. Tras la muerte en combate de Amilcar a finales del siglo III antes de Cristo, Asdrubal el Bello se hace cargo del mando, durante el cual la firma del tratado entre Roma y Cartago con el Ebro como frontera de influencia permite un tiempo de paz precaria. Cuando Asdrubal es asesinado, el joven Anibal se hace con el mando y tiene que decidir qué hacer cuando Roma sella una alianza con una ciudad al sur del Ebro.


Mi opinión. Correcta y sencilla novela que a pesar de centrarse en Anibal para retratar, principalmente, el desarrollo de la Segunda Guerra Púnica, no abandona el otro bando y con frecuencia traslada la acción a Roma y sus protagonistas, para que sepamos también sus consideraciones y la razón de sus decisiones.


Plagada de diálogos y escasa de descripciones, diluye culpas por todas partes (sin acusar), no consigue darle profundidad a los personajes (ni siquiera al protagonista, en mi opinión) pero sí consigue entretener al lector (que no capturarlo) si no está muy documentado en el tema de Anibal y la geopolítica de la época.


Destacado. Uso de expresiones bastante modernas, especialmente las soeces, para la época en la que transcurre.


Potenciales evocados. Mucho menos elegante que la de Haefs; nada de la Cartago retratada por Flaubert; menos pacifista que la de Durham.

2 comentarios:

  1. Yo lo leí y es muy entretenido. El título debería ser "Anibal para tontos" pero no deja de ser una buena novela histórica pasar el rato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ricardo. Sí es entretenido, no hipnótico, y sí que permite pasar bien el rato, estoy con usted.

      Gracias por su aportación.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin