viernes, 15 de febrero de 2013

EL ESTRATEGA CARTAGINÉS. Edward Rosset

-Nunca se equivocó… le fallaron las circunstancias y la Fortuna....-
 



Lo que nos cuenta. En el libro El estratega cartaginés (publicación original: 1999), y tras la muerte en combate de Amilcar a finales del siglo III antes de Cristo, Asdrubal el Bello se hace cargo del mando, durante el cual la firma del tratado entre Roma y Cartago con el Ebro como frontera de influencia permite un tiempo de paz precaria. Cuando Asdrubal es asesinado, el joven Anibal se hace con el mando y tiene que decidir qué hacer cuando Roma sella una alianza con una ciudad al sur del Ebro.


Mi opinión. Correcta y sencilla novela que a pesar de centrarse en Anibal para retratar, en su mayoría, el desarrollo de la Segunda Guerra Púnica, no abandona el otro bando y con frecuencia traslada la acción a Roma y sus protagonistas, para que sepamos también sus consideraciones y la razón de sus decisiones.


Plagada de diálogos y escasa de descripciones, diluye culpas por todas partes (sin acusar), no consigue darle profundidad a los personajes (ni siquiera al protagonista, en mi opinión) pero sí consigue entretener al lector (que no capturarlo) si no está muy documentado en el tema de Anibal y la geopolítica de la época.


Destacado. Uso de expresiones bastante modernas, especialmente las soeces, para la época en la que transcurre.


Potenciales evocados. Mucho menos elegante que la de Haefs; nada de la Cartago retratada por Flaubert; menos pacifista que la de Durham.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin