martes, 3 de septiembre de 2013

MUY PRONTO SERÉ INVENCIBLE. Austin Grossman (2007)


-Caminando en el filo entre lo tradicional y lo especial.-

 photo DSC08469_zps281c6d34.jpgGénero. Ciencia ficción.

Lo que nos cuenta. El Doctor Imposible, supervillano actualmente en la cárcel, reflexiona sobre su vida entre rejas, sobre la visión que de él tienen los demás y sobre la propia, echando la vista atrás a sus años de niñez y juventud. Fatale, una superheroína producto de la ciencia y la técnica cibernética que durante un tiempo trabajó para el gobierno y que no recuerda muy bien su pasado, afronta su primer día como miembro a prueba de los Campeones, supergrupo que recientemente ha tenido dos bajas por diferentes razones.

Mi opinión. Trabajo a medio camino entre la reinterpretación de conceptos del género y un ejemplo de los nuevos derroteros de la narrativa contemporánea, pero exactamente en medio (para bien y para mal), que narrado a dos voces en primera persona nos lleva con mucho ritmo pero variando el mismo tema continuamente hacia unos personajes reconocibles por fuera en sus trajes de spandex pero con un interior diferente a lo habitual, a ratos tratado con ironía y sarcasmo (sin llegar al ajuste de cuentas), a ratos con cariño cercano a la idolatría, técnicamente extraño, que revisa prácticamente todos los estereotipos del tema de los superhéroes dándoles un tono agridulce, que no llega al existencialismo por mucho que en ocasiones nos parezca que hacia allí va, con algún momento de humor directo pero sobre un fondo no especialmente alegre, realmente entretenido y en su momento un producto bastante original.

Destacado. Siendo entretenida, podría haber sido algo realmente impactante y legendario.

Potenciales evocados. Los tiempos de Infantino, Lee, Ditko y Kirby retratados desde la mirada de los hermanos Cohen; aunque parece que va a seguir el camino de Los magos respecto a un género distinto (libro escrito por su hermano gemelo, por cierto), se queda mucho más cerca de lo tradicional; por el comienzo, Villains of their own kind, aunque pronto tomen rumbos diferentes.

4 comentarios:

  1. El libro engancha mucho hasta que llegas al espantoso final...
    Lo de que casi todos hubiesen ido al mismo Instituto... Es un poco penoso. Que obsesión tienen los yankees con los highschools, no se si al Doc Imposible le maltrataron allí hasta el punto de dejarle huella... pero al autor del libro sí, sin duda.

    ResponderEliminar
  2. Los años del Instituto, High School, etc... marcan a muchas personas profundamente, por lo que no es raro usar ese recurso, pero sí es cierto que en este caso concreto chirría un poco.

    Gracias por su aportación, Alyrodri.

    ResponderEliminar
  3. Un libro que me encanta. El relato de (Austin) Grossman en la antología The Mad Scientist's Guide to World Domination también está muy bien y es de parecida factura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Odo.

      Sólo me he leído este libro de Austin Grossman, pero tengo pendiente alguno que he visto por ahí. Tomo nota del relato que me indica, que no conocía.

      Gracias por su aportación.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin