miércoles, 4 de septiembre de 2013

SUITE FRANCESA. Irène Némirovsky


Portada del libro Suite francesa, de Irène Némirovsky
Edición en español (2005)
-Cuando el cómo supera al qué.-

Género. Novela.

Lo que nos cuenta. El libro Suite francesa (publicación original: Suite française, 2004) está compuesto por escenas de la cotidianidad en Francia tras su invasión por parte de Alemania en 1940 durante la Segunda Guerra Mundial, estructuradas como novelas cortas relacionadas por la temática. Trabajo manuscrito inacabado, ya que la autora murió en Auschwitz a mediados de agosto de 1942 tras ser detenida y deportada por las autoridades de la Francia en la que residía, conservado sin saberlo por una de sus hijas desde su huída con su hermana y su tutora de la persecución que acabó con la vida de su madre hasta los años noventa, cuando se transcribió a la vez que se donó al IMEC. Publicada en 2004 tal y como se encontró pero con el añadido de notas de la escritora para su revisión, sobre las siguientes partes que nunca se escribieron y parte de la correspondencia entre ella y personas relevantes en su vida y trabajo.

Mi opinión. Novela (o conjunto de ellas, breves) a la que la historia de su edición afecta muchísimo en su lectura pero que si tratamos de abstraernos al respecto (difícil, muy difícil) es un retrato de la realidad (una de ellas, pero con la destacada circunstancia de haber sido escrita en ese preciso momento y haber pasado inmaculada hasta épocas contemporáneas) de la Francia derrotada y ocupada, que refleja muy bien realidades incómodas de la época pero hasta cierto punto comprensibles por mucho que no se compartan, con personajes muy humanos presos de los entornos en los que viven y llenos de contradicciones, con muchas gamas de grises, narrada con bastante cuidado para ser un trabajo no revisado y que, de haber podido ser terminado y editado bajo las condiciones que seguramente pensó en su momento la malograda autora, seguro sería una obra importantísima sobre y desde ese periodo.

Destacado. Las circunstancias del manuscrito lo hacen más interesante.

Potenciales evocados. La historia de la escritura, conservación y edición de este libro merecería una obra propia, como le pasa por ejemplo a El libro negro de Grossman y Ehrenburg, pero por razones bastante diferentes con algún punto triste en común; costumbrismo y ecos de Márai, pero incidiendo en aspectos diferentes de una misma clase social por momentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin