viernes, 14 de marzo de 2014

STALINGRADO. Antony Beevor (1998)



-En el imaginario popular, la batalla más famosa de la Segunda Guerra Mundial y casi de la Historia.- 
 photo 271Stalingrado_zps8d6443ab.jpg


Género. Historia.


Lo que nos cuenta. Introducción al escenario general en el frente oriental de la Segunda Guerra Mundial, con un repaso breve a la concepción de Barbarroja y su desarrollo durante la segunda mitad del año 1941 y la primera de 1942, para sumergir al lector en el terrible entorno del Ostfront y en lo qué llevo la decisión de tratar de tomar Stalingrado en lugar de aislarla mientras el grueso de las tropas alemanas la rodeaban con destinos más al este, en la descripción de las operaciones y de las vivencias de los soldados en los combates por la ciudad y el resultado de la lucha.


Mi opinión. Interesante trabajo, de buen ritmo, agradable de leer a pesar del estilo que este tipo de trabajos suele tener porque está escrito con un tono fríamente apasionado, calculadoramente descriptivo y bastante equilibrado a pesar de tender a contar las cosas desde la perspectiva de un bando más que desde el otro (sin que sea una diferencia que peralte los contenidos), más trabajado en lo técnico del contenido que en lo narrativo del continente, obsesionado con ceñirse a las fuentes contrastadas (y señalar con más o menos disimulo a otras obras que no lo hicieron, algo que suele ser marca de la casa del autor), tan lograda en lo estratégico como en lo operacional y hasta en lo individual, que expone las cosas con un esquema y un orden que son especialmente interesantes para el menos conocedor del tema aunque a éste le pueda parecer algo árido y un trabajo, en resumen, entre los tres más importantes sobre lo sucedido en las orillas del Volga hace poco más de 71 años.


Destacado. Lo bien que va situando al lector en el gran marco de la guerra en el frente oriental para que se pueden entender muchas cosas importantes sobre Stalingrado.


Potenciales Evocados. Inevitablemente, la obra de William Craig, que es muchísimo menos formal, rigurosa y académica que esta, pero más humana aunque tenga que evitar ceñirse a lo contrastado muchas veces (y Beevor, indirectamente, se lo recuerda al lector).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin