domingo, 17 de marzo de 2013

LA ISLA DEL TESORO. Robert L. Stevenson (1883)


-Marcando unos compases éticos para su tipo de propuesta que siguen perdurando hoy en día.- 

 photo DSC07561_zps53a66374.jpg

Género. Novela.


Lo que nos cuenta. Jim es un muchacho que trabaja en la posada de la familia, en la que debe tomar un papel más protagónico a la muerte de su padre. Uno de sus huéspedes, el marinero inquietante y bebedor Billy Bones, está preocupado por la posible visita de alguno de sus viejos amigos y promete a Jim una moneda de plata cada mes si está vigilante ante la llegada de un marinero con una sola pierna.


Mi opinión. Deliciosa historia de aventuras con absolutamente todos los ingredientes del género y que edulcora realidades potencialmente letales para dirigirse a un gran público ávido de emociones más bien blancas. Muy bien narrada, incluso para los cánones actuales, bien escrita y con las dosis justas de emoción y misterio, es cierto que el paso del tiempo la ha ido relegando a un público más joven y crédulo (el desarrollo de la trama ayuda para ello, ya que los adultos presuponen desenlaces mucho más cruentos) pero igualmente una pequeña maravilla para todas las edades y tal vez la puerta de acceso a la lectura para las nuevas generaciones. Tal vez…


Destacado. La relación de Jim con John Silver y con el Doctor Livesey, diferentes formas de buscar su propia identidad personal.

Potenciales evocados. Referente, más que referencia, porque marcó un estilo de manejo de personajes protagónicos jóvenes en entornos potencialmente muy peligrosos y violentos que todavía hoy podemos encontrar en libros, películas, series, etc…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin