domingo, 10 de marzo de 2013

EL PRIMER HOMBRE DE ROMA. Colleen McCullough


-El primer libro de una saga que tiende a enfrentar las opiniones pero que ha hecho mucho por el género.- 
Portada del libro El primer hombre de Roma, Colleen McCullough
Edición en español (1999)

Género. Novela histórica.

Lo que nos cuenta. En el libro El primer hombre de Roma (publicación original: The First Man in Rome, 1990), y en la Roma de finales del siglo II antes de Cristo, un ex-pretor de humildes orígenes, Cayo Mario, comienza a preguntarse por qué a pesar de sus méritos personales nunca ha sido nombrado Cónsul y trabaja para cambiar esa situación. De manera simultánea, Lucio Cornelio Sila desea el mismo nombramiento, al que considera tener derecho por su nacimiento en una noble cuna. Primer libro de la serie Señores de Roma.

Mi opinión. Entretenida narración coral que va cambiando de perspectiva pero usando siempre la tercera persona “omnisciente" y que repasa los comienzos de un periodo fascinante de la historia de la República de Roma. Plagada de personajes principales (y no tanto), de los que notamos con mucha rapidez la opinión personal y la valoración de la escritora, de muchas tramas pero todas complementarias a la principal, nada simple por más que novele historia ya que retrata su tiempo desde muchas perspectivas y con mucha exactitud respecto a muchísimos detalles cotidianos, densa y larga aunque a pesar de ello bastante bien contada y atractiva.

Aunque lo que nos cuenta resulta conocido para aquellos con un poco de interés en la historia de Roma, la novela consigue que el lector aparte los ojos de ese detalle para concentrar su mirada en cómo se desarrollaron los hechos, ya que nos muestra algunos desarrollos en la trama que, siempre sensatos dentro de la historiografía oficial, o son algo inesperados o transitan caminos poco comunes. Intensidad en el relato de las partes más bélicas, cercanía en las más costumbristas, algo dulzona en el retrato más romántico que no en el más carnal, formalismo casi didáctico en las más administrativas, bastante edulcorada en las más familiares y cerca de lo enciclopédico en los detalles, en general.

Destacado. La forma de llenar huecos de la historia, novelándolos con personalidad propia en algunos momentos y no siempre siguiendo las teorías mayoritarias entre los expertos.

Potenciales evocados. Aunque les suene el nombre de la autora, nada que ver con El pájaro espino; poco que ver con los estilos propuestos en el género por Graves o Yourcenar y sí con los de Follett o Gordon, pero mucho más belicoso (en todos los sentidos) y riguroso; menos brioso que Africanus y más político, por si así puedo situarles más.

2 comentarios:

  1. tan solo corregiria el retrato de Julio cesar que hace la autora.
    Gau

    ResponderEliminar
  2. En este volumen sólo vemos pequeñas pinceladas de Cayo Julio César, todavía joven, por lo que no es muy destacado lo que nos sugiere usted, Gau, pero le entiendo. Hablaremos de ese asunto en próximas reseñas de los siguientes volúmenes de la Serie, porque es un tema a comentar. Gracias por su aportación.

    ResponderEliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin