miércoles, 20 de marzo de 2013

MERIDIANO DE SANGRE. Cormac McCarthy



Portada del libro Meridiano de sangre, de Cormac McCarthy
Edición en español (1998)
-Brutal y fascinante.-

Género. Novela.

Lo que nos cuenta. En el libro Meridiano de sangre (publicación original: Blood Meridian, Or the Evening Redness in the West, 1985) un joven, tras una serie de violentas peripecias, acaba formando parte de un grupo de mercenarios paramilitares a sueldo del gobierno mexicano con el encargo de localizar y matar a grupos de indios apaches muy activos en el suroeste del país.

Mi opinión. Extraordinario trabajo técnico y narrativo, escrito en una primera persona que por momentos nos parece tercera, de diálogos rápidos y breves como navajazos que se mimetizan con unas pausadas descripciones tan evocadoras como aterradoras y que te hacen sentir el calor en la espalda, las zarzas en los dedos o la sed en los labios; esquemático y seco en el estilo, denso en el fondo, muy visual, confuso (de manera apropiada), extraño (de manara acertada), críptico y obvio a la vez. Personajes muy especiales que se retratan mediante sus acciones, sin buenos y malos, más bien todos malos a su manera y por diferentes razones, o incluso sin ellas.

La novela está plagada de violencia y crueldad, pero ambas relacionadas de forma intrínseca con otras facetas del ser humano y teñidas de normalidad cotidiana en las que el horror es la consecuencia natural si se dan las condiciones (in)correctas para ello. Además, más allá de las reflexiones que pueda aportar el propio lector, aquí no hay moralinas, ni fábulas, ni moralejas, ni conclusiones filosóficas… aquí sólo hay horror y exquisita literatura contemporánea. Obra compleja, que exige al lector y que es difícil de olvidar.

Destacado. El juez Holden.

Potenciales evocados. Wild Bunch con esteroides, sin piedad ni buenas acciones; Apocalipsis Now sin dejar ni un resquicio a la esperanza; la atmósfera de Centauros del desierto pero desde la ultraviolencia; momentos Valhala Rising con revólveres.

4 comentarios:

  1. Me resulta muy curiosa tu "reseña", ya que a mi me dejo un regusto raro, no me engancho. Sí es cierto que lo que más me llamó la atención fue esa falta de moralina y la crudeza narrativa. :-)

    ResponderEliminar
  2. Fíjes que no he hablado del poder de atracción de la obra, porque tuve la sensación de que era algo variable según lectores, y su comentario es una muestra de ello. Gracias por su aportación.

    ResponderEliminar
  3. Según mis notas leí este libro en marzo de 2011. Curiosamente, cuando lo leía se me hacía duro, aunque podía notar lo bien escrito que estaba y la manera de tratar el lenguaje del autor. Me costó asimilarlo. Sin embargo hoy lo recuerdo con una resonancia increíble. Es de esos libros que dejan huella, sin duda. Saludos literarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deja huella y no se olvida, totalmente de acuerdo.

      Gracias por su aportación, estimado anónimo.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin