sábado, 9 de marzo de 2013

RECONQUISTAR PLENTY. Colin Greenland (1990)


-Hay muchas formas de hacer Space Opera, incluso Space Operetta.- 

 photo DSC07528_zps8b00b212.jpgGénero. Ciencia ficción.

Lo que nos cuenta. En un Sistema Solar controlado sin excesos aparentes por una raza alienígena conocida como Los Capellanes pero plagada de miembros de otras razas, incluyendo la humana, la capitana Tabitha necesita dinero para afrontar una serie de gastos inesperados, por lo que acepta el encargo de transportar en su nave inteligente a un músico hasta la estación espacial Plenty.  Primer libro de la serie Plenty.

Mi opinión. Curioso planteamiento de variable intensidad e interés que mezcla una especie extraña de anticipación ucrónica con la Space Opera más convencional pero desde un tono irreverente y definitivamente humorístico, que con agilidad nos bombardea con datos del universo que ha inventado el autor pero que no siempre tienen la menor pertinencia para la narración, con una protagonista que no sabes muy bien cómo reaccionará a la siguiente propuesta de la trama a pesar de que trate de ser retratada desde todas las perspectivas posibles, con un tratamiento del sexo muy explícito (muy por encima de lo habitual en la época en la que fue escrito el libro e incluso ahora) y plagada de acción convencional en el género. 

Destacado. Durante la lectura persiste la duda de si está escrita con vocación paródica o no.

Potenciales evocados. Sensaciones en común con La elevación de los pupilos, pero con formas más excesivas de socialización;  el Heinlein “de salida” y “más verde”; no dejo de pensar en Cherryh, en la aduana de los Hombres de Negro, en Tuf o en MIKE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin