viernes, 22 de marzo de 2013

MUERTO HASTA EL ANOCHECER. Charlaine Harris (2001)


-De las buenas ideas y de las entretenidas intrascendencias.-


Lo que nos cuenta. Sookie es una joven camarera (o mesera, moza, salonera, garzona, mesonera, queridos lectores, porque me tienen francamente sorprendidísimo con la gran cantidad de visitas a este su humilde blog desde múltiples localizaciones, a las que aprovecho para saludar afectuosamente desde aquí) de un pueblo del profundo sur estadounidense, que además de tener habilidades telepáticas y una personalidad chispeante bajo su aparente timidez vive en una realidad en la que los vampiros existen y han decido “salir del ataúd” para intentar vivir en armonía con la sociedad humana. Sookie empieza a intimar con uno de ellos, Bill, después de un incidente. Primer libro de la serie de Sookie Stackhouse.

Mi opinión. Ligero cóctel de vampiros y otros seres sobrenaturales, con un buen chorro de romanticismo moderno, rodajitas de sexo, unos cubitos de intriga y gotitas de ingenio, batido todo, perdón, narrado todo con un estilo farmacológicamente optimista y además sencillo, tanto como el esfuerzo de lectura que requiere, de personajes con los mínimos volumétricos para cumplir con los objetivos de la novela y con alto poder adictivo para algunos lectores.

Destacado. El tono general de despreocupación.

Potenciales evocados. Es a las novelas de vampiros lo que Los misterios de Laura al cine negro, pero más picantona; Danielle Steel con más interés por lo sobrenatural y con más humor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin