sábado, 16 de marzo de 2013

EL PRESTIGIO. Christopher Priest (1995)


-Igual que en un truco de magia, se ve lo que el autor enseña pero no lo que oculta, aunque esté ahí a la vista.- 
 photo DSC07553_zps8488c76c.jpg

Lo que nos cuenta. El periodista Andrew Westley, nacido con el apellido Borden que perdió al ser adoptado, recibe un libro enviado por una mujer llamada Katherine Angier y que fue escrito por un antepasado suyo, Alfred Borden, maestro ilusionista y Professeur de la Magie del siglo XIX que, por causas profesionales y personales, acaba teniendo un conflicto con un compañero de profesión, Rupert Angier.

Mi opinión. Libro muy bien escrito, que desarrolla cuidadosamente una trama y la despliega con bastante inteligencia, que localiza muy bien al lector en su tiempo y en un imaginario mundillo del ilusionismo de la época, con una buena historia redactada desde varias voces pero consecutivas y no cronológicas, bien pensada y calculada.

Escrita con ritmo reposado, que no estrictamente lento, se palpa en la narración la transformación de la rivalidad en enemistad entre los protagonistas, respecto a los que tendremos diferentes empatías en función del momento del libro y de quién nos narre sus acciones. Obra lograda de la que el lector no se va a olvidar con facilidad.

Destacado. Cómo, al final, tienen sentido ciertas cosas que parecían meras incoherencias o recursos narrativos.

Potenciales evocados. El más fuerte para mí, Moby Dick, por las trágicas consecuencias de la obsesión y la insensatez; un truco argumental de cierto libro de un escritor de Best Sellers de los ochenta y noventa (no digo más, que aquí se evitan los spoilers…).


2 comentarios:

  1. Se acumulan los libros pendientes de leer,...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que trabajar en ello. Gracias por su aportación.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin