lunes, 15 de abril de 2013

EL TIEMPO INCIERTO. Michel Jeury (1973)



-En otros tiempos, las experimentaciones producían efectos diferentes en los lectores.- 
 photo DSC07681_zpsc8b04278.jpg

Género. Ciencia ficción.         
                                   
Lo que nos cuenta. A mediados del siglo XXI Robert Holzach va a comenzar su noveno viaje cronolítico, una forma de viaje mental en el Tiempo incierto que también se usa como prolongador (aunque relativo o subjetivo) de la experiencia de vida humana. Cuando empieza a vivir una situación en 1966 siendo Daniel Diersant, profesional en una empresa química multinacional en medio de una lucha de poder en su junta de administración,  parece entrar en un círculo vicioso que va presentando pequeños cambios poco a poco.

Mi opinión. Obra bastante peculiar, en parte fruto de los últimos coletazos de la New Wave pero con personalidad propia, que mezcla las concepciones de los estados alterados de conciencia inducidos mediante fármacos con los viajes en el tiempo casi astrales e incluso entre realidades, narrada en una tercera persona muy útil para jugar con la duda y la sensación de irrealidad, en la que la mayor o menor profundidad de los protagonistas no es importante a la hora de que el autor nos cuente lo que desea contarnos, más desconcertante que estrictamente compleja pero francamente exigente para el lector en muchos sentidos, con tendencia al desorden o al desvarío según avanza la trama.

Destacado.  Lo bien que ha envejecido, porque es tan desconcertante ahora como parece que fue cuando se publicó.

Potenciales evocados. Una mezcla de Atrapado en el tiempo con Ubik, o  Matadero 5 con El fin de la eternidad , o Quantum Leap con El hombre en el castillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin