viernes, 26 de abril de 2013

CISNE. Luis M. González-Mata (1977)


-Inteligencia y contrainteligencia, nacional e internacional, lejos del glamur y bastante ibérico.- 
 photo DSC07707_zpse07ecac6.jpg

Género. Biografía.   
                                                     
Lo que nos cuenta. Autobiografía novelada del autor, centrada principalmente en su pertenencia al Servicio de Información Militar y en las acciones en las que intervino, que nos llevarán del norte de África al Caribe, a Francia y a otros lugares.

Mi opinión. Repaso poco habitual (por la forma y los temas) de varios eventos interesantes de la Historia desde la perspectiva de un miembro de los servicios de inteligencia militar de España y su intervención en los mismos, narrado con ritmo, interés, una sorprendente candidez y muchísima benevolencia, expuesto contradictoriamente entre los deseos y las realidades, un claro producto de su tiempo, difícilmente contrastable en varias ocasiones y dotado de un extraño atractivo rodeado de naftalina.

Destacado. Las razones que llevan al autor y protagonista a alejarse de los servicios secretos y su análisis general de los mismos.

Potenciales evocados. Un James Bond cañí pero sin Walter Pkk, sin cócteles y sin sexo fuera del matrimonio.

6 comentarios:

  1. No sé qué pensar de Luis González-Mata como fuente fiable. Yo creo que en parte fabula o se atribuye cosas de otros. Dice en "Cisne" que en 1963 se infiltró en el DRIL(Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación) en París y que haciéndose pasar por antifranquista se entrevistó con un enviado cubano llamado Eloy Gutiérrez Menoyo (fallecido en 2012). Eso es absurdo. Menoyo estuvo liado con el DRIL en 1960, y en enero de 1961 huyó a Estados Unidos. Difícilmente iba a estar en el DRIL en 1963. Y el despiste de Luis González-Mata es llamativo, porque su hermano Arturo sí era del DRIL. Arturo estuvo fugazmente encarcelado en Lieja (Bélgica) con Menoyo en agosto de 1960. Menoyo salió a la calle por mediación del embajador cubano. Tenía pasaporte diplomático cubano.

    Por otra parte, en inglés hay disponible un artículo estadounidense en internet en el que a Luis González-Mata se le considera básicamente un embaucador. Aunque si lo piensas bien, la posibilidad de un "Cisne" embaucador es más genial que la de un "Cisne" espía.

    ResponderEliminar
  2. La fiabilidad del autor es algo que ni siquiera me he atrevido a comentar en la reseña por razones muy obvias si se ha leído el libro. Desconocía los datos que tan amablemente nos comparte usted y que, claramente, dan más fuerza a la tesis de la (falta de) fiabilidad.

    Muchas gracias por su aportación, Anónimo. Pásese más por aquí, que siento que tiene usted bastante que aportar..

    ResponderEliminar
  3. Respecto al primer comentario (Anónimo), no es correcta la interpretación.

    Eloy Gutierrez Menoyo:
    "en el año 1961 se exilió y comenzó a realizar operaciones para derrocar al nuevo gobierno desde Estados Unidos".

    Ni mucho menos quiere eso decir que se quedara en EEUU y no saliera a ningún sitio, todo lo contrario.
    Menoyo siempre fue un agente doble, en esos momentos decidió trabajar para la CIA y muy bien podrían haber coincidido en París por el asunto que relata en el libro (Cisne) en1963. Por supuesto no se puede demostrar, solo es la palabra de González-Mata. El comentario de su encuentro en París con Menoyo es anecdótico, irrelevante, Y en el libro SI habla de las actividades de su hermano y de su primo, este último precisamente involucrado en esa "operación".

    Por supuesto que no hay que creer a ciegas a un agente secreto ni será verdad el 100x100, sin embargo Luis M. González-Mata aporta muchos datos en sus libros que con el paso del tiempo se han demostrado ciertos. Para mi, tiene mucha más credibilidad que todos los que tratan de desacreditarle, por dos razones, una es que él no ha ganado nada contandolo y la segunda es la persecución y censura de sus libros, que por cierto ahora se pueden encontrar gratis en formato epub en el Blog de LaHogueraEpubs.

    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por aportar algo que sugiere otras interpretaciones de los datos que ofrece (o deja de ofrecer) el autor en sus trabajos.

      Eliminar
  4. No son sugerencias de interpretación.

    En su libro “Cisne. Yo fui espía de Franco”, puede ser que adorne con algún dato hechos o hable por boca de terceros, pero todo lo que cuenta, lo esencial, es ciertoi y se puede comprobar. Él se jacta de que muchos de estos hechos, también están publicados en periódicos y no han sido desmentidos, si acaso alguna rectificación menor.

    Y por poner un ejemplo palmario, en su libro “Terrorismo Internacional” publicado en francés en 1977, nos cuenta entre otras muchas cosas, el atentado del Almirante Carrero Blanco, en mi opinión mejor y en menos páginas que lo ha hecho Manuel Cerdán en su libro “Matar a Carrero: La conspiración”, publicado en 2013, (36 años después).

    Desde luego, los que no tienen ninguna credibilidad son los agentes, generales, políticos, etc., que se han jubilado con todos los honores, como es el caso de Vernon A. Walters que cuenta lo que todo el mundo conoce o por poner un ejemplo español el General Manuel Fernández Monzón Altolaguirre que cuando le oyes hablar ya sabes que nunca va a decir algo y mucho menos revelar un secreto, que moleste a los que le han ascendido y puesto las medallas.

    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De otras obras del autor no puedo opinar porque no están en mi haber (tampoco en mi debe, se lo confieso), pero no es difícil notar en esta obra que el "interpretar" formas de contar acontecimientos e, incluso, los acontecimientos en sí mismos tal y como están expuestos, puede ayudar al lector en algunas de sus búsquedas, como la de la verdad, por ejemplo.

      Gracias por su aportación, estimado anónimo.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin