sábado, 6 de abril de 2013

EL DÍA QUE CARTAGENA DERROTÓ A INGLATERRA. Pablo Victoria (2011)

-Épica no demasiado popular fuera de ciertos círculos.- 


Lo que nos cuenta. Construida desde un remedo de flashback, la novela nos narra la resistencia de las exiguas tropas de Cartagena de Indias en 1741 durante más de dos meses frente a una gran fuerza de invasión británica, con especial hincapié en el retrato del líder de la defensa, Blas de Lezo, de su historia y su destino. Editada en 2005 como El día que España derrotó a Inglaterra, pero revisada y retocada para su edición en 2011 incluyendo un cambio de título.

Mi opinión. Interesante trabajo que, a pesar de tener que suponer ciertas cosas y de inventar ciertas otras, transmite una seriedad y fidelidad a los hechos que resulta sobresaliente. Francamente bien escrita, con buen ritmo e intensidad tanto en las partes más bélicas como las que no lo son, narrada con mucha emoción y pasión, de muchos tipos, la obra está plagada de detalles que la hacen más real y atractiva.

Destacado. El retrato del carácter del protagonista, que no por supuesto es menos creíble y bien construido.

Potenciales evocados. Lo que nos cuenta podría haber sido incluido en propuestas Contra todo pronóstico o Cueste lo que cueste, pero sus autores tienen sus propias tendencias; la docena larga de películas que podría haber generado el episodio si las naciones protagonistas fuesen otras (o tal vez sólo cambiando el resultado…)

7 comentarios:

  1. http://www.revistaarcadia.com/Imprimir.aspx?idItem=27097

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, estimado anónimo.

      ¿Con qué objeto comparte ese artículo conmigo y con los lectores de este blog? Explíquenos, si es tan amable y no tiene inconveniente en hacerlo. Seguro que sería una interesante aportación.


      Eliminar
  2. No he leído el libro, pero a raíz de lo que comenta surge una interesante cuestión. Hace un par de años quise informarme sobre la derrota de la armada invencible y quedé sorprendido de que no fue un acontecimiento tan catastrófico para España como sugería la "fama" que está suspendida en el aire. Me seguí informando y llegué por casualidad a los eventos que en este libro se narran: quedé aún más pasmado. ¿Los españoles habíamos derrotado de manera semejante a los ingleses?
    Verá que ocurre lo siguiente: en España una victoria acostumbra a ser algo de lo que avergonzarse, mientras que las derrotas nos relajan, nos destensan, nos hacen reír y contribuyen a una "fraternidad" en el ambiente del todo estólida. Nadie se acuerda de las victorias (y si uno lo hace es inmediatamente señalado por exaltado, incluso peor, por fascista), pero las derrotas adquieren una presencia notable. De la orgullosa Castilla unificadora de finales del XV, de el auge imperial del XVI, no ha quedado absolutamente nada. La cultura Española se desvaneció con la caída de su imperio, y hoy por hoy la tienen mucho más en cuenta los extranjeros que los propios españoles.
    ¡Se nos hincha el pecho con las "heroicidades" de los filmes americanos y nos repugna toda representación de valor que venga de nuestras entrañas! Si oímos «Estaremos en el extremo del mundo, pero este barco es Inglaterra», somos patriotas por los ingleses, pero sí lo que llega al oído es «Estaremos en el extremo del mundo, pero este barco es España», esa película se convertiría en una diana de lo más solicitada, muchos espectadores sentirían vértigo, un asomo de repugnancia.
    Pensé por la publicidad que no estaría muy allá, pero lo que dice usted aquí me ha animado, probablemente lo lea.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alex nam dive.

      No es que la pérdida de la Armada Invencible fuese catastrófica, pero sí fue problemática porque vino precedida de la pérdida de un gran comandante, afectó a las arcas del tesoro y elevó la moral combativa de una Inglaterra que no estaba en su mejor momento. Hubiese sido catastrófica si la contraarmada que mandó Inglaterra hubiera tenido éxito, pero no lo tuvo.

      Respecto al resto de su reflexión, si bien no este no es un foro para que yo dé mi opinión al respecto, porque aquí se habla de libros, le diré que si bien puedo compartir buena parte de sus ideas habría que matizarlas y perfilarlas mucho para ello.

      Con todo, gracias por su aportación,

      Eliminar
    2. Pero no me resisto a citar, libremente, a Bismarck: "España es el país más poderoso del mundo. Los españoles llevan siglos intentando destruirlo y no lo han conseguido".

      Eliminar
    3. Conocía la cita de Bismarck y la enuncio cuando surge ocasión porque es de las más –sino la más– ilustrativas al respecto.
      Me quedo con las ganas de que las matice, pues. El problema que hallamos los (muy) jóvenes es que nuestro criterio muchas veces es como la metralla; y nos satisface haber llegado a algún lugar insospechado sin advertir ni por lo más mínimo que hemos desatinado en casi todos los demás ángulos.
      Pero, con todo, no quisiera ser desconsiderado desvirtuando la intención de la entrada saliendo de su tema correspondiente. Un saludo.

      Eliminar
    4. Es MUY ilustrativa, en mi humilde opinión.

      Gracias por su aportación, Alex nam dive.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin